San Cristal podría estar sin agua en 3 años

La contaminación y desaparición de los humedales en San Cristóbal de las Casas es un problema mayúsculo para los tres órdenes de gobierno, a tal grado que esta zona ya fue declarada como hábitat crítico, siendo el primero en su tipo en nuestro país.

Ante esta situación, las autoridades federales en complicidad con asociaciones defensoras en pro de la conservación de los humedales, han creado un consejo, trabajo en comisiones para la protección de esta reserva natural.

“Este reclamo de los ambientalistas ha llevado que los tres niveles de gobierno, se sienten en la mesa y se pongan de acuerdo para trabajar a nivel federal, por ejemplo, se ha declarado hábitat crítico y es el primero a nivel nacional”.

El impacto que tendría en el entorno del valle de Jovel la desaparición de los humedales sería el desabasto del agua potable, ya que la comunidad de este municipio basa el consumo del vital líquido en estos cuerpos de agua.

“El trabajo que se está haciendo con los humedales es importante, los ambientalistas de San Cristóbal tienen una defensa propia, una defensa original en la conservación de los humedales, porque se dan cuenta que estos humedales son los que les proporcionan el 70% del agua para el abasto de San Cristóbal”.

A un futuro de corto plazo (2 a 3 años), los sancristobalenses podrían tener afectaciones en el desabasto del agua, asemejándose el caso actual de la ciudad de Monterrey, en donde la escasez del agua es cada vez mayor y los problemas de sanidad e higiene se agudizan.

El reclamo de los ambientalistas ha llevado a que los tres niveles de gobierno se sienten en la mesa y se pongan a trabajar; “queremos impactar no solamente a un grupo de ambientalistas sino a toda la comunidad de San Cristóbal y que se sensibilizan de la importancia de los humedales, sino se conservan no existe una cuenca más cercana que les pueda proporcionar el agua”.

La cuenca más cercana se encuentra a 600 metros sobre el nivel del mar, mientras que San Cristóbal de las Casas se encuentra a dos mil 300 metros sobre el nivel del mar, por lo que la inversión para llevar el agua potable a este municipio de los Altos sería enorme.

“Estamos a tiempo de salvar los humedales, estamos a tiempo de detener esta situación porque es un problema que impactará a todos”, sentenció.

Finalmente pidió a la población en general a tocar el tema de la conservación de estos mantos acuíferos desde los hogares y hacer conciencia de la importancia que estos cuerpos de agua representan para toda la gente del valle de Jovel.