El conductor de una combi del transporte público se salvó por un pelito de ser herido de bala, esto luego de que un supuesto vendedor de dulces intentara subir a la unidad para asaltar. 

Los hechos se registraron en el kilómetro 14 de la carretera México-Pachuca, cuando en un alto el hombre intenta subir a la unidad, pero el conductor al no dejarlo subir éste muestra la pistola y finalmente dispara a la ventana. 

Por fortuna, la bala sólo pasó rozando la mano del conductor, quien de inmediato aceleró y se alejó del lugar en dirección a Hidalgo. 

“¿Estás bien?”, se le oye preguntar al conductor un pasajero. 

“Sí, no me dio. Todo bien, no me dio ni nada. Parecía un dulcero”, dijo el conductor. 

Mientras continuaba por la carretera el hombre sacó su celular para realizar unas llamadas de auxilio.