Ley contra alimentos chatarra; salud es lo que está en juego

La Organización Panamericana de la Salud (OPS), define que la ‘comida chatarra’ es el tipo de alimentos industrializados que aportan bajos nutrientes a quienes los consumen; además, se caracterizan por un alto contenido de azúcar, grasas saturadas y sodio.

En consecuencia, el consumo de ese tipo de alimentos ha generado a entidades como Tabasco un grave problema de salud pública.

Para muestra un botón: Tabasco tiene una población de un millón 24 mil personas obesas, que representa casi el 50 por ciento del total de los habitantes, de acuerdo con datos del Colegio Médico y de la Secretaría de Salud proporcionados a Novedades de Tabasco. Esta situación obligó a la actual Legislatura a aprobar el 17 de agosto de 2020 una “ley antichatarra” que prohibiera la venta de alimentos clasificados dentro de ese rango, pero que sin embargo no ha tenido los alcances esperados.

No obstante, en medio de las restricciones que se han aprobado en diversos estados para prohibir la venta de comida chatarra a menores de edad, un reporte de Euromonitor reveló que durante 2020 los mexicanos ingirieron en promedio 90 gramos de bocadillos salados y bebieron 1.9 litros de refresco a la semana.

Las estadísticas son ratificadas por el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología de México (Conacyt), pues revela que Chiapas y Tabasco conforman la  región donde más se bebe Coca-Cola, el refresco favorito de los mexicanos (sus productos representan más del 70% del consumo nacional de bebidas azucaradas embotelladas.

ANTECEDENTES

El 17 de agosto del 2020, Tabasco se convirtió en la segunda entidad federativa en tener una “ley antichatarra”.

Con 22 votos a favor y ocho en contra, el Congreso local aprobó el dictamen que prohíbe la venta, distribución, donación, dádiva y suministro a menores de edad de bebidas azucaradas, golosinas y alimentos con altas cantidades de carbohidratos refinados y grasas vegetales.

La ley contra la ‘comida chatarra’ a menores en Tabasco quedó aprobada 12 días después de que Oaxaca sentara un precedente con una legislación similar. Adán Augusto López Hernández, gobernador de Tabasco, envió la iniciativa al Congreso local con la finalidad de reformar, adicionar y derogar disposiciones de leyes en materia de Salud, Educación y Hacienda Municipal de la entidad.

DESVENTAJA

La iniciativa privada, a través de un comunicado firmado por José Luis Zúñiga Lozano, presidente de la Coparmex Tabasco, dijo que esta legislación impactaría el bolsillo de los tabasqueños, porque afecta fuentes de ingresos y además incrementa los impuestos, lo cual dificulta la recuperación económica de la crisis originada por la pandemia.

El médico Guadalupe Mendoza Rodríguez explica al reportero que la comida chatarra es uno de los principales factores que generan obesidad, hipertensión y diabetes, de acuerdo con la Organización Panamericana de la Salud (OPS), ya que contiene altos porcentajes en sodio, grasas o azúcares. Tabasco es una de las tres entidades del país con mayor porcentaje de obesidad en su población.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) recomienda que para combatir los problemas de salud generados por la comida poco saludable los cambios de hábitos alimenticios actividad física de las personas debe ir acompañado de políticas públicas como impuestos a alimentos procesados o etiquetado claro y por parte de las empresas limitar la comercialización de estos productos, sobre todo a menores de edad.

Canaco y diputados reforzarán campaña

La Cámara Nacional de Comercio (Canaco) Servytur-Villahermosa y el Congreso del Estado firmaron un acuerdo para impulsar la “ley antichatarra”.

El presidente de ese gremio organizado Manuel Miranda Hernández y la diputada local Jacqueline Villaverde Acevedo, dieron a conocer que este esfuerzo que llevarán a cabo está encaminado a tener un Tabasco más fuerte y sano.

No obstante, el líder de Canaco, dijo que a 8 meses de haber sido aprobada y entrado en vigor la llamada “Ley Antichatarra”, aún el gobierno estatal no ha dado a conocer la lista oficial de alimentos y productos cuya comercialización quedó prohibida desde agosto del año pasado.

Miranda Hernández, expuso que a pesar de estas disposiciones los empresarios se han acatado a las medidas de la Ley Chatarra.

«Esto nos obligó a hacer consciencia de que tenemos que vender alimentos sanos», dijo.

El líder empresarial admitió que, sumarán esfuerzos para difundir los beneficios de las reformas con la finalidad, que la ciudadanía conozca los beneficios que esto dejará a corto y largo plazo en la disminución del consumo de los alimentos ocasionales.

Por su parte, Jacqueline Villaverde Acevedo recordó que en agosto del año pasado se aprobó la iniciativa con proyecto de Decreto de reforma de la Ley de Educación, que luego se conoció como “Norma contra los alimentos chatarra”.

En la ley se menciona que en Tabasco quedó prohibida la venta de bebidas y alimentos con azúcar carbonatada a menores de edad, además prohíbe la instalación de máquinas expendedoras de esos productos.

Ley antichatarra

*Fue aprobada el 17 de agosto del 2020

Entre los objetivos:

*Quedó prohibida la venta de bebidas y alimentos con azúcar carbonatada a menores de edad.

*Se prohíbe la instalación de máquinas expendedoras de esos productos.

Panorama en Tabasco

  • 1,024 mil personas obesas
  • 1.9 litros de refrescos embotellados consume cada tabasqueño a la semana