Sabrina quiere sacrificar a su hijo

Nos enteramos que Sabrina Sabrok, de 45 años, busca aumentar el poder de hechicera que obtuvo cuando se inició como miembro de la Congregación Nacional de la Santa Muerte.

Pero ahora una persona cercana a ella y su ex pareja, Erick Farjeat, nos contó que la argentina busca ofrecer un sacrificio humano a la Santa Muerte, para incrementar su poder y lograr todos sus objetivos, pero en este caso su hija se vería afectada, y es por eso que está acusando a Erick de que es un pedófilo, para poderle quitar a la nena y hacer todos sus rituales.

“Para ellos, ofrecer un hijo en sacrificio a su santo es lo mejor que pueden realizar para tener poder, y como Sabrok se siente súper chingona, andan trabajando a la niña para alterarla y sufra del corazón”, nos contó.