Las frutas son su vida

Durante dos décadas, ha recorrido las calles. Poco le importan las inclemencias del tiempo; la mayoría de los palencanos en algún momento han sido sus clientes, más de la mitad de su vida la ha dedicado a su vendimia.

Es María Isabel Zúñiga Arcia, quien a sus 37 años, recorre la ciudad ofreciendo frutas de temporada; por esa actividad, logra ganar alrededor de 250 pesos diarios en temporada alta, mientras en meses bajos apenas y completa 80 pesos.

De pocas letras, pero de mucho corazón, la venta que a diario ha realizado le sirvió para sacar adelante a su hija.

La vida de María Isabel, desde muy pequeña, estuvo asociada a las ventas, ella, ayudaba a su mamá en esta labor, prácticamente es un trabajo familiar que les ha ayudado a salir adelante.

Dice ser feliz en esa labor, sin embargo, su rostro denota que le hubiese gustado llegar más lejos en su preparación académica. La falta de recursos solo le permitió culminar el segundo año de secundaria, ya no dio para más.

Pese a su juventud, agradece al destino ver a su hija sentirse orgullosa de su trabajo.

El impuesto que María Isabel paga al ayuntamiento, no es impedimento para que no tenga la alegría por realizar su trabajo, al estar vendiendo en el parque, tiene que pagar 60 pesos mensuales, algo que no le resta deseos de trabajar y superarse.