Grace se degrada a tormenta tropical; saldo blanco en Q.Roo

CANCÚN, MÉXICO.- Grace se degradó este jueves de huracán a tormenta tropical mientras recorría el este de México, donde se resentían fuertes vientos y precipitaciones que dejan sólo daños materiales y obligaron al desalojo de 337 turistas y pobladores en el estado de Quintana Roo.

Según el Centro Nacional de Huracanes de Estados Unidos (NHC por sus siglas en inglés), a las 15h00 GMT el centro de Grace se localizaba a 135 kilómetros del balneario de Tulum, donde tocó tierra durante la madrugada como huracán categoría 1 en la escala Saffir-Simpson (de 5).

Grace se degradó a tormenta tropical en su avance por tierra y registraba vientos sostenidos de 100 km/h y un desplazamiento a 30 km/h en su camino hacia el Golfo de México, donde se espera recupere fuerza, añade el reporte del NHC.

“Tenemos bandas nubosas y vientos fuertes. El total de personas evacuadas llegó a 337 principalmente en la zona de Felipe Carrillo Puerto y Tulum, sin pérdidas humanas que lamentar”, informó en sus redes Carlos Joaquín González, gobernador de Quintana Roo, quien también precisó que trabajarán en los sitios afectados.

Según el NHC, Grace regresará al mar en la noche del jueves para luego volver a tocar tierra, posiblemente como huracán, en la costa noreste de México, donde estados como Veracruz, con numerosos y caudalosos ríos, ya toman previsiones.

“Posiblemente Grace toque tierra por segunda vez en la costa de México la noche del viernes o la madrugada del sábado”, señala el boletín del NHC.

Daños materiales

Al amanecer, la zona hotelera de Cancún estaba desierta mientras era sacudida por intensos vientos y precipitaciones que causaron algunos daños a estructuras de la playa, que se observaba revuelta por el fuerte oleaje.

Quintana Roo se declaró en alerta roja, lo que llevó a autoridades a desalojar el miércoles a turistas de Tulum y a pobladores de pequeñas comunidades cercanas a la zona donde impactó Grace y que está poco poblada.

La luz eléctrica fue cortada de manera preventiva afectando a casi 150 mil usuarios, pero en cuanto pase el fenómeno, trabajadores de la estatal Comisión Federal de Electricidad realizarán las reparaciones necesarias para restablecer el suministro, aseguró Joaquín.

También se suspendieron los cruces marítimos a Isla Mujeres y Cozumel, mientras que el aeropuerto internacional de Cancún canceló más de un centenar de vuelos debido al fenómeno.

Los comercios cerraron sus puertas y se suspendieron distintas actividades, mientras pobladores protegieron sus viviendas y se hicieron de algunas reservas de alimentos y agua.

En el vecino estado de Yucatán, el fenómeno dejó numerosos árboles caídos en la ciudad de Valladolid, además de que resultaron dañadas algunas casas de materiales frágiles, según imágenes difundidas por el gobierno de ese municipio.

Asimismo, se reportan afectaciones del servicio de energía eléctrica que afectan a 30 mil usuarios.

Una vez que vuelva a tocar tierra por segunda vez en el noreste de México, se anticipa que Grace se disipará al chocar con extensas cadenas montañosas aunque causará precipitaciones en amplias zonas del país.