Padres denuncian maltrato a su pequeña en una institución educativa

La pequeña afectada tiene el síndrome de Asperger, pero que al inscribirla en la citada institución, le dijeron que estaría bajo cuidado para que pudiera integrarse.

En el Centro Educativo Mi Pequeño Hogar en 24 poniente sur en la Colonia Santa Elena en Tuxtla Gutiérrez, personal docente cometió el delito de omisión ante la agresión física en contra de una niña de seis años de edad, a manos de sus propios compañeros de clases .

Los padres de la pequeña, Jorge Ramos y su esposa Angélica Sandoval, han presentado una denuncia penal el 26 de mayo de este año ante la Fiscalía General del Estado en la capital de Chiapas en demanda de justicia, en la misma, señalan como presuntas responsables a la directora del plantel particular, Sandra Fonseca ya la profesora de grupo, Verónica Cano, por no cumplir con los cuidados de los niños.

El presunto delito fue cometido por parte de otro menor quien ha causado moretones en el cuerpo de la niña por lo que en la denuncia sindican también a los padres del menor agresor para que investigue, se deslinden responsabilidades y se aplique todo el peso de la ley en contra de los responsables, porque se presume que existen otros casos similares en la misma institución.

Se explica que la pequeña afectada tiene el síndrome de Asperger, pero que al inscribirla en la citada institución, le dijeron que estaría bajo cuidado para que pudiera integrarse con sus compañeros de grupo, lo cual nunca ocurrió, reiteradamente la pequeña volvía a casa con lesiones de mayor o menor grado, pero al preguntar les decían que se había caído o lesionado por sí misma, debido a la condición de la pequeña, les creían a las maestras.

Sin embargo, la última vez, la lesión era más fuerte y la maestra no supo explicar su origen, por lo que al solicitar ver las cámaras, la madre de la niña puedo ver cómo era víctima de un compañero de clases que la lesionó con un lápiz afilado, sin que la maestra ni la persona que supuestamente daría apoyo especial a la pequeña hicieran nada para evitarlo, being que la persona de apoyo también era pagada por los padres de la niña como un “extra” aparte de la colegiatura de 2 mil quinientos pesos mensuales que ya pagaban.

“Cómo mamá enojada, molesta, con rabia y sin respuesta por parte de esas autoridades educativas lo que pedimos es que la Secretaría de Educación del gobierno del estado proceda al cierre, debido a que no hay cuidado del personal educativo hacia las y los menores de edad.” dijo la madre de la niña.

Los padres están afectados económica y emocionalmente, exigen justicia, no hay marcha atrás, dijeron, iremos hasta las últimas consecuencias y pedimos a la población que haya sido víctima de otros casos de agresión en la misma institución educativa particular a robustecer la demanda para que se proceda en consecuencia.

Con información del Heraldo de Chiapas.