Tabasco primer lugar en producir de azufre

Pese a los estragos ocasionados en la economía nacional por la pandemia del coronavirus; durante los primeros cinco meses de 2020 Tabasco se consolidó como el primer productor de azufre en México, con un volumen de 13 mil 739 toneladas, aunque, comparado con el año pasado, esto representa una disminución del 29.9 por ciento.

De acuerdo con Indicadores de la Industria Minerometalúrgica, elaborados por el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi), el segundo lugar en producción de azufre lo ocupó Nuevo León con un total de 2 mil 767 toneladas.

Chiapas y Tamaulipas se ubican en la tercero y cuarto lugar nacional al alcanzar un volumen de 2 mil 126 y mil 542 toneladas, respectivamente.

Durante 2018 la producción de azufre en Tabasco creció en un 48 por ciento respecto de 2017, de acuerdo a datos emitidos por el Inegi.

El organismo reveló que la entidad fue la principal productora de este mineral con 20 mil 75 toneladas el año pasado. Después se encuentra Chiapas con una producción anual de 4 mil 900 toneladas y una caída del 66 por ciento.

El azufre es un elemento químico de color amarillo verdoso, de olor característico y sólido a temperatura ambiente. Su obtención puede hacerse mediante extracción de minas naturales localizadas en zonas volcánicas o a partir de procesos petroquímicos.

Su principal aplicación es la producción de ácido sulfúrico, óleum y sus derivados (sulfatos, sulfitos, sulfuros, etc.). También se utiliza directamente en la vulcanización del caucho, en la fabricación de algunos tipos de acero y la elaboración fertilizantes y fungicidas, mercado de sulfonación (línea de jabones, detergentes y pasta dentífrica), fabricación del papel, para blanqueado de telas, combinado con otros elementos fabricando mezclas que intervienen como desinfectantes, y en fases para la conservación de frutas y también en procesos de fermentación como fabricación de vinos y cerveza.

BAJAS EN EL SECTOR MINEROMETALÚRGICO

La producción minerometalúrgica de México (referida a las actividades de extracción, beneficio, fundición y afinación de minerales metálicos y no metálicos) aumentó 9.6% en mayo, en comparación con abril pasado, con base en cifras desestacionalizadas.

Con ello, el índice de volumen físico de la producción minerometalúrgica se ubicó en 65.5 puntos, lo que representa una caída anual de 16.9%, de acuerdo con datos del Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi).

En abril pasado, el indicador registró una baja de 25.1% a tasa anual, y se ubicó en 60.56 puntos, su peor nivel desde mayo de 2009.

A cifras reales, la producción del sector disminuyó 17.8% a tasa anual, donde el carbón no coquizable, el oro, el coque, el azufre, la fluorita, el yeso, los pellets de fierro, la plata, el zinc, el cobre y el plomo registraron caídas importantes.

La más relevante fue la del carbón coquizable, que descendió 79.3%, al pasar de una producción de 322 mil 537 toneladas en mayo del año pasado, a 66,714 en mayo de este año.

Le siguieron el oro, que cayó 37.5%, al pasar de 6 mil 299 toneladas a 3 mil 938; el coque, que pasó de 92 mil 517 toneladas a 57 mil 913, es decir, bajó 37.4%, y el azufre, que bajó 35.9% al producir 20 mil 497 toneladas en comparación con las 31 mil 992 de hace un año.

México, cuarto lugar global en emisión de dióxido sulfúrico

México fue el cuarto emisor del dióxido de azufre (SO2) el año pasado, según un informe de la organización ambientalista Greenpeace India divulgado este lunes y basado en datos de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA).

Dijo que India encabeza la lista, con una emisión estimada en cuatro mil 586 kilotoneladas (kt), le siguen Rusia (tres mil 683 kt); China (dos mil 578 kt), México (mil 897 kt) e Irán (mil 820 kt).

De acuerdo con el nuevo análisis de Greenpeace, India es el mayor emisor de SO2 en el mundo con más del 15% y se deben a la quema de carbón.

Apuntó que “en México los yacimientos petrolíferos del Golfo de México se encuentran entre los puntos conflictivos más grandes del mundo. Sus emisiones aumentaron hasta 2016 antes de caer por dos años consecutivos en 2017 y 2018”.

“Los otros puntos conflictivos de emisiones de SO2 en el país se encuentran en la región de refinamiento Reforma, la región de plantas de energía de Petlacalco y la

región de refinamiento y de generación de energía cerca de Tula, los cuales contribuyen en la contaminación del aire en áreas cercanas, incluyendo a la Ciudad de México”, puntualizó.

Explicó que las emisiones de dióxido de azufre contribuyen de manera significativa a la contaminación del aire y la mayor fuente de SO2 en la atmósfera es la quema de combustibles fósiles en plantas de energía y otras instalaciones industriales.

Otras fuentes de emisiones de ese gas incluyen procesos como la extracción de metal del mineral; funcionamiento de locomotoras, barcos y otros vehículos que queman combustible con un alto contenido de azufre, junto con fuentes naturales como volcanes.

La organización ambientalista puntualizó que el dióxido de azufre “es un gas que contamina el aire que respiramos y que, una vez en el aire, también puede reaccionar con el agua y otras sustancias para formar compuestos nocivos, como el ácido sulfúrico (H2SO4), ácido sulfuroso (H2SO3) y las partículas de sulfato (SO42)”.

TONELADAS OBTENIDAS

Tabasco: 13,769

Nuevo León: 2,767

Chiapas: 2,126

Tamaulipas: 1,452

Veracruz: 187

Guanajuato: 174

Total: 20,497

Fuente: Inegi, Pemex

EL DATO

El azufre es un elemento químico de color amarillo verdoso, de olor característico y sólido a temperatura ambiente.

Con información de Novedades de Tabasco