Tim Cook sigue muy optimista sobre el futuro del Apple Watch

Poco más de dos años después de la llegada del reloj inteligente Apple Watch al mercado, Apple aún no ha compartido cifras exactas de cuántas unidades ha vendido o los ingresos que ha obtenido del dispositivo. Sin embargo, la falta de información por parte de la compañía no significa que dejará de apoyar al dispositivo.

“Hemos visto al Apple Watch como una importante categoría de producto para nosotros, incluso antes de que se lanzara al mercado”, dijo Tim Cook, el presidente ejecutivo de Apple, en la llamada con analistas después del anuncio de los resultados financieros trimestrales. “Tomamos el tiempo para desarrollarlo bien y lo mejoramos con el Apple Watch Series 2. Seguimos contentos con el crecimiento del negocio”.

Aunque es difícil determinar el éxito en el mercado del Apple Watch, los ingresos de la categoría de los otros productos de la gigante de Cupertino, que además del reloj incluye la Apple TV y los audífonos Beats, aumentaron 31 por ciento de US$2,189 millones a US$2,873 millones, reportó Apple en sus resultados financieros.

Cook, además, agregó que las ventas en las unidades del reloj se habían duplicado en seis de sus 10 mejores mercados durante el pasado trimestre.

A pesar del entusiasmo de Cook, los relojes inteligentes y las bandas de actividad física no han experimentado una gran adopción en el mercado. Incluso algunas compañías como Google, Amazon, eBay y Target han, al menos por el momento, dejado de darle apoyo a sus apps en el Apple Watch.

Un reciente estudio conducido conjuntamente por la compañía de servicio técnico PlumChoice y la Z-Wave Alliance, un consorcio de compañías que usan esta tecnología para Wi-Fi, encontró que las compras de relojes inteligentes aumentó del 2015 al 2016, de un 3 por ciento a 12 por ciento. Por otro lado, las ventas de las bandas de actividad física aumentaron durante el mismo periodo del 12 por ciento al 22 por ciento.

Sin embargo, según notó el centro de investigación eMarketer, el mercado de wearables sigue siendo inestable. Compañías como Microsoft y Jawbone han dejado de fabricar estos dispositivos y hasta Fitbit está perdiendo ingresos y vendiendo menos unidades.

El crecimiento de Apple, año sobre año, es prometedor, pero su reloj inteligente aún no es el dispositivo mágico que el mercado necesita para realmente despegar”, dijo Cathy Boyle, una analista con eMarketer.