Le dan el último adiós

Los deudos exigen justicia; la cantina presuntamente es propiedad de un funcionario del ayuntamiento, por lo que se cree seguirá operando

STAFF: PALENQUE

Hasta el momento el bar no presenta ningún sello de clausura.
Hasta el momento el bar no presenta ningún sello de clausura.

Entre rezos, abrazos y el llanto de sus familiares, la tarde de ayer fue sepultado Luis Alfonso Pech Hernández, quien la noche del viernes, fuera brutalmente golpeado por el guardia de seguridad de un bar del peligroso barrio Chino; en tanto, el lupanar donde se registró la agresión, hasta ayer no presentaba ningún sello de clausura por parte de las autoridades.

La casa que durante años fue el hogar de Luis Alfonso,  lucía atiborrada de sus seres queridos, quienes llenos de tristeza e impotencia, no daban crédito a la tragedia que estaban viviendo.

Sin Clausura

Mientras una familia sufre por la pérdida de uno de sus integrantes, un manto protector cobija a la cantina El Coronel, todo, a raíz de que su propietario, es un alto funcionario del ayuntamiento.

Luego de 48 horas del fallecimiento de Luis Alfonso, las autoridades ministeriales o las encargadas de la regulación de estos centros de vicio, aún no han acudido al sitio donde se registrara la mortal agresión.

Lo anterior, ha causado la molestia de los habitantes del barrio Chino, quienes creen que por las influencias del dueño, ese lugar continuará abierto con total impunidad.

Familiares claman justicia

Los familiares de Luis Alfonso, han alzado la voz exigiendo, se aplique todo el peso de la ley en contra de Luis Armando Vera Reyes, agresor y homicida.

El guardia de seguridad fue detenido el mismo día de la agresión y hasta el momento continúa a disposición de las autoridades correspondientes.