Exploraciones en el templo de las inscripciones (Parte 2)

A continuación se llevaron a cabo una serie de calas para definir la planta y la
silueta tanto de la pirámide como del templo mismo.

CALA 1. Se hizo en la base de la pirámide y sirvió para delimitar el borde de este
de la alfarda oriente de la escalinata, y al prolongarse hacia arriba se descubrieron
los cuerpos escalonados, sumamente destruidos. A la altura de unos 10 m, un
cuerpo en talud se halló en perfecto estado de conservación.

CALA 2. Se hizo para descubrir el cuerpo anterior, en dirección a la escalinata,
pudiendo apreciase sus características (medidas de sus tres elementos –
entrecalle entre dos molduras– e inclinación).

CALA 3. Se abrió simétricamente la cala 1, para definir el ancho de la escalinata.
Se encontró la alfarda oeste. La parte de la alfarda esta bien conservada, así
como los peldaños inferiores de la escalinata, por lo que pudieron tomarse los
datos de su construcción.

CALA 4. Se trataba de precisar la esquina noreste de la pirámide. Por el lado este
apareció un muro en talud superpuesto a otro aparentemente vertical que se que
se supuso ser de contención. Por el lado norte se encontraron restos
superpuestos muy destruidos. Se creyó haber encontrado la esquina de la
pirámide (esquina del talud superpuesto en el lado este).

CALA 5. Sirvió para conocer en la mitad oeste de la fachada norte de la pirámide
de algunas secciones de cuerpos escalonados que afloraban del escombro,
apreciándose al mismo tiempo la presencia de superposiciones.

CALA 6. Se abrió el oeste de la pirámide para definir la silueta de la plataforma
probablemente adosada a dicha pirámide, y que sirve de basamento a un pequeño
patio que separa la pirámide de Templo XIII. Se descubrieron cuatro cuerpos
escalonados, los tres inferiores en talud, y el superior vertical, cada uno con
entrecalle entre dos molduras.

CALA 7. Se hizo para delimitar el costado oeste de la pirámide a la altura del patio
que la separa del Templo XIII, y también definir las dimensiones de dicho patio.

CALA 8. Tuvo por objeto descubrir la fachada del norte del basamento sobre el
que se alza el templo y librar de escombro la plataforma superior en su lado
septentrional (el escombro procedía de los tramos caídos del friso y de la bóveda,
del techo y de la crestería). También quedó definido el perímetro de la escalera
que conduce al templo.

CALA 9. Habiéndose encontrado en la cala 3 una sección de la escalinata en sus
peldaños inferiores, se procedió a escombrarla desde la plataforma superior.

Se encontraron así 13 peldaños, luego un descanso y después otros 15 peldaños.
Los peldaños no se descubrieron en todo su ancho soló para facilitar el acceso al
templo.se observo que están superpuestos a los cuerpos escalonados de la
pirámide y que carecen de alfardas.

Al iniciarse las exploraciones, encontramos en el pórtico, cuarto central y cuartos
laterales, algo de escombros, principalmente en la parte central del pórtico. El escombro procedía desde luego de derrumbes del techo. Después de removerlos pudimos apreciar mejor el piso con sus losas bien cortadas y ajustadas, algunas de enorme tamaño, muchas de ellas partidas y desniveladas por el golpe de las piedras al derrumbarse tramos de bóvedas por falta de los dinteles de madera.

En el cuarto central nos llamo la atención una de estas losas del piso, perfectamente conservadas, situada inmediatamente a la izquierda cuando se penetra en el cuarto. Presenta una doble fila de perforaciones circulares en las que están embonados unos tapones también de piedras, provistos de pequeños agujeros formando argollas que permiten que con dos dedos se puedan quitar o poner a voluntad. Recordé que Blom la mencionaba en su informe a la Dirección de Monumentos Prehispánicos y en su libro Tribes and Temples, y que declara no poder imaginarse para que servirían los agujeros…