Universitarios jesuitas exigen justicia

El Sistema Universitario Jesuita celebró una misa en memoria de los padres Javier Campos Morales, y Joaquín Mora Salazar, donde condenaron sus asesinatos en Cerocahui, Chihuahua, además de exigir a las autoridades justicia y la recuperación de sus cuerpos.

En el marco de la Reunión Anual del Sistema Universitario Jesuita, la comunidad dedicó una ceremonia eucarística a los padres jesuitas y al análisis de la situación de violencia que continúa padeciendo la sociedad.
Los religiosos hicieron una crítica a la impunidad y la incapacidad de los políticos para enfrentar al crimen organizado y preocuparse únicamente por sus campañas políticas. Refirieron que el asesino de los padres, identificado como José Noriel Portillo Gil El Chueco actúa con violencia porque se le ha permitido a los delincuentes herir a la sociedad.

“Nuestras autoridades y en esto han desfilado todos los partidos, tanto siendo oposición como siendo gobernantes elegidos, no saben, no entienden, no tienen la voluntad, no pueden ante el crimen organizado. Hacen lo mínimo con tal de que la prensa deje de hablar de estos casos, ese el drama que también estamos pasando por nuestro país, a parte del cáncer de la violencia, del narcotráfico, es esta incapacidad de no entender, están más preocupados en campañas políticas, ridículas y frívolas que en entender y atender estas situaciones”, acusaron.

Los rectores de las sedes de Universidad Iberoamericana (Ciudad de México, Puebla, Torreón, León, Tijuana) cuestionaron la impunidad que continúa en el país en torno a la violencia, que refleja las redes de complicidad para que persista la violencia, el narcotráfico y la falta de acceso a la justicia.