Escándalo de abuso sexual en la Liga femenil de EUA

La comisionada de la NWSL, Lisa Baird, y la abogada general, Lisa Levine, fueron destituidas por la junta directiva de la liga de futbol femenil estadounidense, según múltiples fuentes citadas por el portal The Athletic.

Esto, luego de que fueran destapados varios casos de “coerción sexual” del entrenador del North Carolina Courage, Paul Riley, contra jugadoras que tuvo a su cargo como coach.

De acuerdo con el medio, aún no se sabe quién podría sustituir a las funcionarias sin

“Esta semana, y gran parte de esta temporada, ha sido increíblemente traumática para nuestras jugadoras y personal, y asumo toda la responsabilidad por el papel que he desempeñado. Lamento mucho el dolor que muchos están sintiendo”, dijo Lisa Baird, comisionada de la NWSL (National Women’s Soccer League) horas antes de su expulsión, en un comunicado que incluyó la noticia de que se suspenderían los partidos de este fin de semana.

“Reconociendo ese trauma, hemos decidido no salir al campo este fin de semana para dar a todos un poco de espacio para reflexionar”, señaló. “Toda nuestra liga tiene mucho que sanar, y nuestras jugadoras se merecen algo mucho mejor”.

Lee también: Liga femenil de EUA suspende partidos tras escándalo de abuso sexual

Estas novedades surgen en respuesta al informe del medio The Athletic sobre los casos de las exjugadoras Sinead Farrelly y Meleana “Mana” Shim de conducta inapropiada de Riley, que abarca tres equipos de la NWSL y ligas desde 2011.

Farrelly, que jugó para el técnico en tres equipos diferentes en distintas ligas, narra varios incidentes en los que se sintió forzada a practicar sexo con Riley cuando era su entrenador en el Philadelphia Independence.

Alex Morgan, figura de la selección estadounidense y exjugadora del Portland Thorns, donde jugó a las órdenes de Riley, ratificó en el artículo las acusaciones de sus entonces compañeras y en un mensaje posterior en Twitter recalcó que la NWSL, incluida la comisionada Baird, conocía de primera mano las denuncias y no tomó medidas.

“La liga debe aceptar responsabilidad por un proceso en el que falló en proteger a sus propias jugadoras de este abuso”, dijo Morgan, actual figura del Orlando Pride y campeona de los dos últimos Mundiales con la selección estadounidense

Poco después de que fueran dados a conocer los casos el Courage terminó su relación con el entrenador por “acusaciones muy graves de mala conducta”.

Tras darse a conocer la noticia, jugadoras de la liga criticaron la respuesta de los directivos afirmando que se habían enterado de la conducta de Riley en múltiples ocasiones y fallaron a sus jugadoras.

“La liga fue informada de estas acusaciones varias veces y rechazó múltiples veces investigar las acusaciones “, escribió Alex Morgan de Orlando Pride.

Por su parte la FIFA señaló el viernes que está “profundamente preocupada” y mirando activamente las acusaciones hechas por los jugadores contra Riley:

“Cuando se trata de faltas de conducta en el fútbol, ​​nos gustaría reiterar que la posición de la FIFA es clara, cualquier persona declarada culpable de mala conducta y abuso en el futbol serán llevados ante la justicia, sancionados y retirados del juego”.

(Con información de The Athletic).