10 Consejo para organizar la pedida de mano perfecta

Encontrar la idea más original para hacer la mágica pregunta puede ser complicado incluso para los hombres más románticos. Tiene que ser algo GRANDE, algo que nunca olvidará!

Pedirle matrimonio a la mujer que quieres es una de las cosas más importantes que harás en tu vida. La mayoría de los hombres tienen una idea general de como afrontar una pedida de mano, los tres pasos básicos: comprar un anillo, arodillarse delante de ella y preguntarle “Quieres casarte conmigo?”

Pero sabes qué? Que hoy en día quizás ya no es suficiente solo con esto para tener el “Sí” asegurado. Las chicas tienen más expectativas, están soñando con este momento y se lo imaginan cada una a su manera, por que cada mujer es diferente. Por eso la experiencia tiene que ser única, haz tu pedida de mano acorde con sus gustos y su personalidad! Antes de hacer la gran pregunta organiza una historia-sorpresa que os refleje a vosotros y vuestra relación y la contarás con orgullo durante mucho tiempo.

No tengas miedo! Aquí te damos unos diez truquillos rápidos para mejorar mucho esos tres pasos básicos y hacer de tu pedida de mano una experiencia inolvidable.

1.- Mantenlo todo en secreto
La verdad es que cuanta más gente conoce tus planes, es más probable que tu amada se entere de ellos y se estropee el efecto “sorpresa”. Y no quieres esto, verdad?

2.- Compra un anillo
Los típicos anillos de compromiso llevan incrustado un “pedrusco” (si el bolsillo te lo permite, mejor si es diamante!). Si dudas entre un anillo con piedra redonda o una de forma cuadrada y plana, elige la redonda. Parecerá más grande (no es que el tamaño importe!?) y es atemporal, así que no pasará de moda.

3.- Elige un sitio romántico
Una cena en vuestro restaurante favorito, o el sitio donde tuvisteis la primera cita u os distéis el primer beso, un paseo por la playa, un paseo a caballo, un viaje a París, un paseo en globo…

4.- Contrata un fotógrafo profesional
Los profesionales saben como captar mejor la luz y posicionarse (incluso si lo tuviésen que hacer en plan espía para que tu chica no se entere) para no perder ni un solo gesto de ella. El día de la boda le puedes hacer a tu novia un regalo-sorpresa que seguro le encantará! Las fotos de la pedida de mano. Solo asegurate de que las reciba antes del maquillaje, alguna lagrimilla se le saltará de emoción.

5.- Incorpora ambientación musical
Tenéis una canción con un significado especial para vosotros? O quizás su canción preferida? Teniendo un fondo musical suave y romántico (un saxo o una guitarra) hará que tu sorpresa sea realmente inolvidable.

6.- Que no falten las flores
Regalale un bonito ramo de flores (si son sus preferidas vas sobre seguro) y encargate de que el lugar que has elegido también tenga algo de decoración floral. Puedes jugar con la simbología de los numeros y regalarle por ejemplo un ramos de tres rosas si os conocistéis hace tres años, o un ramo inmenso, con tantas rosas cuantos meses lleváis saliendo. En el futuro, en cada aniversario de bodas le puedes regalar las mismas flores o añadir una rosa más por cada año que va pasando.

7.- Cómprate un traje, ahora el protagonista eres tú!
Tanto si tu estilo es clásico, como si es más casual, un traje de linea no muy formal hará que te sientas especial. Recuerda, el día de la boda todo gira entorno a la novia y su vestido, pero este es TU momento! Aprovéchalo y ten también el protagonismo que te mereces.

8.- Estás nervioso?
Si has planeado una lista de eventos como parte de la pedida de mano (una cena romántica, un paseo en carroza, un concierto, etc.), primero pídele matrimonio, así no esperarás nerviosisimo hasta que llegue el momento. Y encima ella tendrá más tiempo por delante para no parar de mirar ese “pedrusco”.

Sientomariposas pareja en una pedida de mano

9.- Habla con el corazón
Despacio, no te olvides de respirar! Dile cuanto la quieres y todo lo que quieres compartir con ella por el resto de tu vida! Diselo naturalmente, sin leer, y despacio. Y hazle la gran pregunta!

10.- Eres más tímido?
Te gustan las cosas más íntimas y no quieres compartir en público este momento tan especial? Pídele matrimonio sin salir de casa. Prepara su plato preferido, un desayuno sorpresa con anillo incluido o simula un picnic en medio de tu salón (con manta, cesta, flores, cupcakes y champagne!).