Beneficios de practicar yoga

En primer lugar, debes saber que las diferentes posturas del yoga permiten fomentar la concentración mental y focalizar la energía en determinados músculos. Asimismo, y tal y como te explicarán en tu primera clase de yoga, cada posición ayuda a mejorar la estabilidad del cuerpo y centrar nuestra atención en determinados movimientos.

Ayuda a tonificar la musculatura y dirigir la fuerza a ciertas partes del cuerpo en los que se concentra mayor cantidad de grasa.

Permite controlar la respiración y favorece la circulación sanguínea.

Mejora las digestiones con los diferentes movimientos que promueve, de manera que evita la acumulación de grasas y permite aprovechar al máximo los nutrientes de los alimentos, además de potenciar el correcto funcionamiento del metabolismo.

Reduce la ansiedad y el estrés, además de ser una disciplina deportiva muy eficaz para favorecer la concentración y regular el sistema nervioso.

Cada una de las posturas de yoga o asanas permite trabajar unos músculos específicos y, por consiguiente, ayuda a reducir las grasas acumuladas en las diferentes partes del cuerpo. Aunque existen muchas posturas de yoga para adelgazar rápido, queremos revelarte cuáles son las más efectivas para conseguir este objetivo:

*Postura de la cobra (Bhujangasana) para adelgazar: si aprendes a hacer la postura de la cobra correctamente, estarás permitiendo a tu cuerpo quemar grasa más rápidamente, especialmente en la zona del abdomen. También podrás tonificar muslos y glúteos y fortalecer los músculos de la espalda.

*Postura del guerrero para bajar de peso: gracias a la postura del guerrero, podrás buscar la integración de la parte inferior y posterior del cuerpo, al mismo tiempo que trabajarás tu equilibrio y fortalecerás tu abdomen.