Origen de la palabra México

La palabra México proviene de tres vocablos náhuatl: Metztli (Luna), xictli, xic (ombligo) y co (lugar), que en conjunto significa “el lugar donde está el ombligo de la Luna”.

En 1325, los aztecas (provenientes de Aztlán) llegan a Tenochtitlan buscando un águila sobre una nopalera de tunas rojas devorando una serpiente, lugar en el cual su deidad Huitzilopochtli, dios de la guerra y el Sol, les había prometido hacerlos grandes y poderosos.

“Encuentran el símbolo y deciden tomar posesión de este espacio. (Ahí) los aztecas fueron tributarios de Azcapotzalco por 100 años, pero más tarde se liberarían de este yugo gracias a una alianza con los señoríos de Texcoco y Tlacopan (Tacuba). Los aztecas le ponen al lugar ‘México’ por ser para ellos el centro del universo, aunque literalmente se traduzca en el ombligo de la Luna”, explicó Carlos Vega en una entrevista.

EL DIOS DEL SOL

Por su parte, Sergio León, integrante de la Sociedad Nuevoleonesa de Historia, da otra versión interesante sobre el origen del nombre México.

“Encontrar una respuesta a estas incógnitas no ha sido nada fácil, por esta razón se tienen registradas 70 acepciones (significados) al término, relacionadas con la Luna, agua, ombligo o conejo. Lo cierto es que el origen de la palabra ‘México’ está vinculado con el origen del pueblo azteca que vivía en Aztlán. El dios Huitzilopochtli, cuyo nombre alterno era Mexitli, le dijo a sus fieles que buscaran un lugar donde pudieran construir la ciudad más poderosa de la Tierra. Fue así que una vez que encontraron ese lugar, en los linderos del Lago de Texcoco, se hicieron llamar mexicatzintli o mexicas y al lugar donde se asentaron, Mexitli, de donde derivó México”, explica el historiador.


con información de Nación 321