Noticias de Chiapas

Urgen en Chiapas política anticorrupción

México descendió tres lugares en relación con el año inmediato anterior en el tema de corrupción reveló el experto en transparencia y combate a la corrupción, Jaime Cerdio Moisés al tiempo de señalar que nuestro país ocupa la posición 138 de 180 países analizados.
Refirió que el 28 de enero, la organización Transparencia Internacional publicó el Índice de Percepción de la Corrupción (IPC) 2018 donde lamentablemente, México no sólo está en el último lugar dentro de los países miembros de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE); también lo coloca al final de la lista en la región, apenas por encima de Guatemala y Nicaragua, quienes, cabe destacar, actualmente atraviesan por serios problemas de gobernabilidad democrática.
Señaló que los resultados que proporcionan este tipo de índices, y en su caso, la imagen “negativa” que se obtiene de los países peor evaluados, generan diversos efectos en distintos ámbitos de la vida pública.
El también funcionario del INAI ejemplificó que, mientras en lo político los datos de México nos alejan de la posibilidad de reconstruir con facilidad la confianza de los ciudadanos en sus instituciones; en lo económico, es claro que donde existe una alta percepción de corrupción, no se observan a primera vista los incentivos suficientes para la inversión, reduciendo la posibilidad de crecimiento y desarrollo económico, al tiempo de afectar otras variables como el empleo y el bienestar.
Ante tal situación el experto en transparencia dijo que se requiere hoy más que nunca revalorar la importancia de impulsar y concretar, cuanto antes, una agenda integral e innovadora para prevenir y combatir la corrupción en nuestro país, y particularmente en Chiapas.
Detalló que el IPC 2018 es un recordatorio de lo fundamental, ya que nos invita a retomar este tema y dar continuidad a los esfuerzos enmarcados en la reforma constitucional de 2015; por ejemplo, la consolidación del Sistema Nacional Anticorrupción y la puesta en marcha de su contraparte local: el Sistema Anticorrupción del Estado de Chiapas.
Apuntó que la situación en la que actualmente se encuentra nuestro país en términos del IPC presenta la oportunidad para construir una agenda desde abajo, es decir, con la participación del sector privado, de la academia y de la sociedad civil, de manera organizada y colaborativa con las autoridades.