Noticias de Tabasco

Turismo atraviesa una difícil situación en Tabasco

Ante la crisis petrolera que le ha costado a Tabasco la pérdida de más de 20 mil empleos, el sector turismo, que sería la apuesta para recuperarse de esa situación, enfrenta una turbulencia económica debido a factores como la caída en la ocupación hotelera, la disminución en el tráfico de pasajeros a través del Aeropuerto Internacional de Villahermosa, así como la falta de recursos económicos para las actividades de promoción.
A esto se suman las altas tarifas de luz que la Comisión Federal de Electricidad (CFE) aplica a los prestadores de servicios.
Se tiene registrado que 977 mil 927 turistas nacionales y extranjeros visitan anualmente el estado y hacen uso de una infraestructura de más de 12 mil 215 cuartos de hotel, esto es el 1.7 por ciento del total de habitaciones a nivel nacional, de las cuales el 65% abarca la categoría de 1 a 5 estrellas.
De acuerdo a estadísticas de la Secretaría de Turismo (Sectur), en agosto la ocupación hotelera en Villahermosa fue un 0.7 por ciento menor a la registrada en el mismo periodo del año pasado, al pasar del 43.7 a 43.00 por ciento.
Por su parte, la empresa Aeropuertos del Sureste (ASUR), que administra la terminal aérea de la capital tabasqueña, reportó que de enero a agosto de este año el flujo de viajeros cayó un 5.3 por ciento: durante estos primeros ocho meses fueron transportados 811 mil 303 viajeros, es decir, 45 mil 258 personas menos que en el mismo periodo del 2017.
Para las autoridades de ASUR, mucho tiene que ver en este descenso la cancelación de los vuelos Villahermosa-Houston que operaba United Airlines, así como la aerolínea TAR, que canceló sus operaciones con destino a esta capital por la baja afluencia de pasajeros.
Según Petróleos Mexicanos (Pemex), en Tabasco se extrae hasta el día de hoy el 80 por ciento del gas natural del país y más del 60 por ciento del crudo terrestre, pero con la caída de los precios y de la producción, la paridad cambiaria del peso con el dólar, se desencadenó una severa crisis.
“Tabasco trabaja en la diversificación de sus actividades para despetrolizar la economía”, reconoció una vez el propio gobernador Arturo Núñez Jiménez; sin embargo, los hoteleros se quejaron también de las altas tarifas que cobra la CFE, que en estos tiempos de crisis se les hace difícil cubrir.
Denunciaron que el incremento de tarifas eléctricas ha sido de hasta un 75 por ciento, por lo que han llegado a pagar en el bimestre julio-agosto de 2018, hasta 15 millones de pesos más que en el mismo periodo del año pasado.
El presidente de la Asociación Mexicana de Hoteles y Moteles en Tabasco (AMHyM), Jorge Pérez Saldaña, indicó que los consumos son variables por el tipo de tarifa que tiene cada hotel, ejemplificando que uno que pagaba 40 mil pesos mensuales hace tres años, ahora está pagando hasta 70 mil pesos con la misma ocupación.