Hogar y Jardin

Ideas para decorar tu árbol de Navidad

¿Árbol natural o artificial?

A la hora de comprar un árbol, tenemos dos opciones para elegir: podemos hacernos con un abeto natural de los que venden en viveros o bien adquirir uno artificial en alguna tienda. Si te decantas por un árbol natural, antes de comprarlo comprueba que sus hojas estén verdes y no se caigan, para ello basta con moverlo ligeramente. Recuerda que deberás regarlo un par de veces a la semana y alejarlo de fuentes de calor. Esta opción, además, puede resultar muy ecológica: si tienes un jardín en casa, al final de las Navidades puedes transplantar el árbol en él.

Por otro lado, los árboles artificiales suelen ser más económicos y fáciles de encontrar que los anteriores, y además, sus ramas soportan mejor los adornos y tienen menor riesgo de incendio. ¡Tú eliges!

Decorar el árbol de Navidad: adornos que no pueden faltar

Hoy en día contamos con una variedad de adornos tan amplia que puede resultar abrumadora, por eso, antes de ir al centro comercial y adquirir medio pasillo de decoración navideña, conviene recordar cuáles son los tres imprescindibles que no pueden faltar en un árbol de Navidad.

Uno de ellos son las bolas, tan tradicionales como la propia Navidad. El espumillón es otro de los clásicos que puede resultar un recurso ideal para aportar frondosidad a nuestro árbol. Y por último, no podemos olvidarnos de incluir el remate final: la estrella.

¿Cómo colocar las luces?

Una vez que consigas desenredar la maraña de luces que has sacado de la caja, ¡es hora de colocarlas! No todo el mundo opta por incluirlas en el árbol, pero puede ser una buena idea para aportar luminosidad a la decoración. Recuerda que son lo primero que debes poner antes de empezar a adornar el árbol, pues si colocas las luces al final, podrías enredarlas con los adornos y resultaría más aparatoso. Ponlas de arriba a bajo y empezando por el interior de las ramas para luego sacarlas al exterior. Eso sí, recuerda que debes tener un cuidado especial con ellas: no las dejes encendidas cuando salgas de casa o cuando te vayas a dormir.

Decorar el árbol de Navidad: tonos dorados

Después de montar el árbol, ¡es hora de adornarlo! Por supuesto, sobre gustos no hay nada escrito, pero si necesitas inspiración te vamos a dar algunas ideas de las decoraciones más tradicionales de la Navidad. Una de ellas son los tonos dorados, un color muy típico en estas fechas Puedes incluir bolas y cintas de este tono para conseguir un árbol luminoso. Pero eso sí, evita incorporarle demasiadas luces para que no resulte recargado. ¡El árbol debe destacar por sí solo!

Rojo y verde

Estos dos colores están tan presentes en la Navidad como el mazapán y los villancicos. Seguro que los encuentras decorando cualquier árbol de algún centro comercial o establecimiento, y la verdad es que podrían servirte de inspiración para el tuyo. Puedes aprovechar el verde de las ramas para colgar adornos rojos, como bolas, lazos, o figuras, y hacer esta combinación tan navideña. Si introduces en el árbol luces blancas y lo coronas con una estrella dorada, ¡conseguirás un árbol tan tradicional como bonito!