Vivir bien

Utiliza tus manos para mantenerte sano

La referencia para ingerir la cantidad que el cuerpo necesita está en él.

No tienes porqué limitar tu antojo si sabes la medida permitida Sian Porter, miembro de la Asociación DietéticaBritánica, recomienda usar tus manos como referencia a la hora de medir porciones.

VEGETALES, DOS MANOJOS DOBLES

Dos hojas de lechuga en tu sándwich, por más grandes que sean, no bastarán como tu porción diaria. En realidad equivalen apenas a 80 g.

Lo más idóneo es consumir vegetales en cada comida, así que siempre deberíamos tener una ensalada como guarnición”, sugiere la experta.

NUECES, SEMILLAS Y FRUTA, UN PUÑADO

Tu mano en forma de caracol puede sostener la cantidad suficiente de nueces y semillas para un snack.

“Trata de comerlas una por una, en lugar de varias a la vez, para que te sientas satisfecha”, explica.
En cuanto a las frutas, dos veces esta medida es la porción perfecta, y puedes combinarlas con tu ensalada.

PASTA, ARROZ Y CARBOHIDRATOS, UN PUÑO CERRADO

Puede parecer poco, pero recuerda que este alimento duplica su tamaño y peso cuando lo cocinas. Esto también aplica para el arroz.

Estos carbs deberían ocupar un cuarto de tu plato, así como las proteínas, y el resto del espacio asegúrate de llenarlo con los veggies.

PROTEÍNAS, CARNE, PESCADO Y POLLO: LA PALMA DE TU MANO

Una porción de carne debe ser equivalente a 100 g, así que trata de consumir una en cada comida”, recomienda Sian.

Pero ¡aguas!, no deberías comer más de 500 g de carne roja a la semana.
Opta por otras fuentes de proteína, como la vegetal, presentes en las leguminosas.

EL POSTRE Y QUESO, DOS DEDOS

Buenas noticias, está bien comer pastel, más la condición es que tu porción no sea tamaño industrial, es decir, una rebanada un poquito más grande que el tamaño de dos de tus dedos es más que suficiente.

¿Lo no tan cool? Para los amantes del queso, una porción no debe sobrepasar el tamaño de tus dos pulgares, pero bueno, puedes comer pastel, y pues eso hace feliz a cualquiera.

CHOCOLATE, MANTEQUILLA, GRASAS Y ACEITES: UN DEDO

Si eres adicta al chocolate, una barra tan grande como tu dedo índice es tu dosis perfecta.
Para la crema de cacahuate o mantequilla, reduce la medida a sólo la puntita de tu dedo.