Arte y cultura en cada puntada

Ante la crisis, el ingenio y emprendimiento las hizo cambiar sus vidas.

Becky Origel: Palenque

Isabel Cristina y Mayra Adilene son dos mujeres jóvenes profesionistas y emprendedoras, que la pandemia de Covid19 hizo que encontraran una nueva pasión en sus vidas: el bordado artesanal, dando vida a IsAdi Bordados.

Entre hilos y colores

Isabel tuvo su primer encuentro con el hermoso mundo de hilos y colores realizando el trabajo de investigación que le valió para obtener su título profesional de la carrera de Turismo Sustentable, proponiendo un taller para el rescate de la identidad cultural, mediante el bordado Ch’ol, buscando impulsar la economía y fomentar la valorización de las culturas prehispánicas, a través de un elemento tan representativo e importante como lo es la vestimenta.

Influencia de Isabela Mayo

En ese primer encuentro, Isabel tuvo la oportunidad de conocer a la diseñadora Isabela Mayo Mendoza, quien compartió con ella la elaboración del bordado Ch’ol, enseñanza que agradece y posteriormente comparte con Adilene, docente que por varios años ha portado con gusto y orgullo prendas artesanales de la zona, siendo fundamental para la creación de su sueño, IsAdi Bordados, en donde bordan y aman cada puntada en honor a Chiapas y a México.

Nuevos conocimientos

Inmersas y enamoradas del hilo y la aguja como su forma de expresión artística, tienen contacto, a través del internet y de las redes sociales con Brenda Arte y con la maestra Gina Vega, en quienes encuentran inspiración y conocimientos para diversificar el uso de sus bordados, plasmándolos en diversas prendas y diseños. Bordados Ch’ol, Tzeltal, flora, fauna y diseños propios dan identidad y vida a IsAdi Bordados.

Bordan y aman cada puntada como legado cultural de Chiapas y México

El internet y las redes sociales contribuyeron al enriquecimiento de sus técnicas durante la pandemia de Covid19.