Desplazados de Chenalhó regresaron pero… les cobraron

Diego Cadenas Gordillo, director del Centro de Derechos Humanos K´untik y representante legal de familias desplazadas del Ejido Puebla, Chenalhó, explicó que el retorno de 13 familias a esta comunidad no significa que existan las garantías de seguridad y de justicia para que todas las personas regresen.

CONDICIONES

Cadenas Gordillo informó que estas 13 familias regresaron revictimizadas, ya que su líder tuvo que pedir perdón a la comunidad, al mismo tiempo, que se tuvo que pagar 15 mil pesos por familia por actos de rebeldía.

Ante ello, el director desmenuzó la situación en la que retornaron dichas familias a Chenalhó, sin embargo, considera que aún no existen las garantías para que las más de 200 personas que se encuentran bajo su protección legal retornen.

El representante comentó que de las 13 familias: dos estaban acompañadas, sin embargo, por decisiones internas del grupo fueron expulsados. Al irse, se unieron a las 11 y aceptaron la propuesta de Abraham Cruz Gómez, presidente actual de Chenalhó, de regresar a su comunidad, bajo ciertas condiciones.

ANTECEDENTES

El 27 de mayo de 2016, derivado del desacuerdo por elecciones municipales en el proceso electoral de 2015, más de doscientas personas tuvieron que ser desplazadas del Ejido Puebla de San Pedro Chenalhó, junto con la destrucción y saqueo de 46 familias a la par de dos muertes: uno de ellas, menor de edad.

Las y los desplazados del Ejido Puebla desde ese entonces han exigido una Mesa de Reconciliación que esté encabezada por una persona que conozca la realidad del municipio, y la cultura, hable el idioma, y que de preferencia sea indígena.