Noticias de Chiapas

Rompe Frente de Liberación Nacional con zapatistas

Las Fuerzas de Liberación Nacional (FLN) hicieron pública su ruptura con el Ejército Zapatista de Liberación Nacional (EZLN), a quien acusan de agresión, orquestar una campaña de difamación y acosar a población indígena.
Las FLN son un grupo guerrillero nacido en 1969 y que 14 años después dio origen al EZLN. Entre los fundadores de ambas organizaciones clandestinas destaca el comandante Germán, identificado como Fernando Yáñez.
En una carta dirigida al exrector de la UNAM, Pablo González Casanova, integrante del buró político del EZLN, Germán denunció una “política de enfrentamiento” de los zapatistas hacia las comunidades indígenas de Chiapas en donde las FLN desarrollan distintas actividades sociales. Alude al subcomandante Marcos como quien está al frente de esta ofensiva.
Advierte que las Fuerzas no caerán en provocaciones, pero se defenderán de los ataques de los zapatistas.
En una carta dirigida al exrector de la UNAM, Pablo González Casanova, en su carácter de integrante del buró político del EZLN —el 21 de abril de 2018 fue nombrado comandante del Comité Clandestino Revolucionario Indígena—, Germán denunció una “política de enfrentamiento” del EZLN hacia las comunidades indígenas de Chiapas, donde las FLN desarrollan distintas actividades.
El comandante insurgente Germán, identificado en 1996 por las autoridades federales como Fernando Yáñez Muñoz, advirtió en su misiva que aunque las FLN no caerían en provocación, se defenderían ante cualquier ataque del EZLN. “Tampoco estamos dispuestos a dejarnos intimidar por nadie ni dejaremos que las agresiones queden sin respuesta”.
En la parte final de la carta de Yáñez Muñoz a González Casanova escribió: “Es importante decirle que las FLN no caeremos en provocaciones, pero que tampoco estamos dispuestos a dejarnos intimidar por nadie ni dejaremos que las agresiones queden sin respuesta. Al contrario, en el caso de las comunidades de Chiapas, continuaremos con nuestros proyectos mencionados, que consisten en: tierra, techo y trabajo para todas y todos los mexicanos, que son nuestras demandas básicas desde hace 50 años. Además, le confirmo: no cejaremos en nuestra demanda de sacar, en forma pacífica, a las tropas del Ejército mexicano de los territorios indígenas ocupados desde 1995 y que todos hasta hoy pretenden no observar”.