Noticias de Tabasco

Peña deja deuda en obras para Tabasco

Al agotarse el sexenio del gobierno priista que encabezó Enrique Peña Nieto,en Tabasco quedaron pendientes 9 obras civiles que prometió antes de llegar al gobierno y durante su mandato.
A lo largo del sexenio, las promesas se fueron prolongando pero fue hasta al 31 de julio del 2018 cuando la esperanza se agotó, pues el dinero que se tenía etiquetado para llevar a cabo esas obras prometidas, entre ellas el distribuidor vial de Guayabal, desapareció.
Al menos hasta antes de julio, el gobierno federal tenia comprometido recursos para llevar a cabo, la autopista Cárdenas – Huimanguillo (carretera: Malpaso – El Bellote), un libramiento de Comalcalco a Chichicapa, el entronque en la carretera federal Cárdenas-Huimanguillo justo en la zona conocida como Nueva Zelandia – Soriana y el distribuidor vial de Guayabal.
En estos proyectos el gobierno federal, en su presupuesto anual del 2018 tenía una bolsa para invertir alrededor de 2 mil 431 millones 252 mil 203 pesos, sin contar el recurso que se tiene para las obras que actualmente se realizan.
En el reporte de la SCT, se explica que para la construcción de la carretera Cárdenas a Huimanguillo entronque Nueva Zelandia y Soriana se tenía etiquetado 200 millones de pesos, pero la cuenta quedó en cero por mandato de la federación.
En tanto que para la Cárdenas – Huimanguillo (carretera Malpaso – El Bellote) se iban a invertir 200 millones de pesos; en el libramiento Comalcalco-Chichicapa 73 millones de pesos y en el distribuidor vial de Guayabal la cantidad de 154 millones de pesos, pero todo ese recurso fue regresado a las arcas de la Secretaria de Hacienda y Crédito Público (SCT).