Balancán

Mueren ahogadas

Productores reportan numerosas pérdidas en sus corrales

Unas veinte reses de diversas razas murieron el miércoles pasado, a causa de las fuertes corrientes de agua que dejaron la planicie balancanense destrozada, entre la colonia agrícola de La Hulería y la zona arrocera de esta municipalidad.

De acuerdo con los datos aportados, fue en el ejido Pejelargo en donde el “golpe de agua” arrinconó contra el alambrado a una decena de animales, los cuales terminaron ahogándose, dejando pérdidas totales para uno de los pequeños productores de esa zona.

Lo mismo ocurrió con otros ganaderos de La Hulería, en donde las reses murieron a causa de la sumersión en el medio acuoso al quedar completamente atrapadas entre la maleza, el fango y el agua.

La situación es crítica, según el dirigente de la asociación Ganadera, quien destaca que muchas hectáreas de pastizales fueron cubiertas por el agua y, aunque ya bajó en algunas partes, el zacate no se repondrá tan fácilmente, dejando en desventaja a los productores, quienes tendrán que suplir el forraje por el alimento, con un costo extra.