Cancel Preloader

La biblioteca universitaria más antigua de Europa

 La biblioteca universitaria más antigua de Europa

AGENCIA:
MÉXICO

El rey de Castilla, Alfonso X, apodado ‘el sabio’, fue quien decidió construir esta biblioteca histórica en el año 1254. Hablamos de la Biblioteca General Histórica de la Universidad de Salamanca y es la biblioteca universitaria más antigua de Europa, siendo un centro de erudición y aprendizaje durante siglos, desempeñando un papel fundamental en la vida intelectual del continente. No en vano, Salamanca es una de las ciudades más antiguas de España.
La universidad de Salamanca que es, además, la tercera universidad más antigua de Europa se fundó en 1218 por Alfonso IX de León y pocos años después, gracias al auspicio de este rey de Castilla y León, se construyó esta biblioteca General Histórica situada en el edificio de las Escuelas Mayores de la ciudad de Salamanca.
La biblioteca en sí fue una parte integral de la universidad desde sus inicios, pero la fecha de nacimiento oficial de la biblioteca sería el año 1254, “puesto que la Carta Magna de Alfonso X ya recogía la creación del cargo de Estacionario o propietario de una ‘Estación’ de libros, retribuido por la Universidad y encargado de mantener ejemplares actualizados para la consulta. No obstante, es preciso esperar al siglo XV para que abunden las noticias acerca de la Biblioteca, que no alcanzó su primer esplendor hasta la segunda mitad del siglo XV y durante todo el siglo XVI”, explica la web de la Universidad de Salamanca.
La biblioteca sirvió como depósito de conocimientos y recurso para el trabajo académico. A lo largo de los siglos, ha acumulado una colección invaluable de obras, que incluyen manuscritos medievales, incunables (libros impresos antes de 1501) y documentos históricos: podemos encontrar a día de hoy 2.774 manuscritos, 483 incunables y unos 62.000 volúmenes impresos entre los siglos XVI y XVIII.
Entre los manuscritos conservados destacan el Liber Canticorum de la reina Doña Sancha, de mediados del siglo XI, el manuscrito “De materia médica”, más conocido como “Manuscrito Dioscórides”, su autor, el códice “Armorial” de Steve Tamborino, y el Libro de buen amor, del Arcipreste de Hita. También alberga una cantidad significativa de libros y documentos raros que abarcan diversas áreas del conocimiento y la historia humanos, incluidas obras sobre filosofía, ciencia, derecho y artes.
La biblioteca se construyó con estilo gótico, y fue labrada en piedra por los mismos artistas que esculpieron la portada de la Catedral Nueva de Salamanca o Catedral de la Asunción de la Virgen. Aunque no solo este. El recorrido arquitectónico de la biblioteca refleja influencias góticas, barrocas y renacentistas, cada una añadiendo capas de historia y diseño a su estructura.
Las primeras secciones de la biblioteca, que datan del siglo XV, muestran el estilo gótico predominante en esa época. La arquitectura gótica, conocida por sus arcos apuntados, techos abovedados y espacios grandes y aireados, era ideal para el propósito de la biblioteca, proporcionando un ambiente que inspiraba el estudio y la contemplación.

Notas Relacionadas