“Un error abyecto”, respuesta en Uvalde

La respuesta de la policía para enfrentar al atacante de la matanza en la primaria de Uvalde fue un “error abyecto”, admitió el director del Departamen­to de Seguridad Pública de Texas, Steven McCraw.

“Sólo sabemos una cosa: hay pruebas indiscutibles de que la respuesta de las fuerzas del orden al ataque a la escuela primaria Robb fue un error abyecto”, afir­mó el funcionario en una comparecencia ante el Se­nado de ese estado.

El 24 de mayo, Salvador Ramos, de 18 años, disparó contra los alumnos de la es­cuela Robb y mató a 21 per­sonas, de los cuales 19 eran niños.

Lo que hicimos va en contra de todo lo que he­mos aprendido en las úl­timas dos décadas desde la matanza de Columbine (en 1999)”, declaró McCraw, ante el comité de investiga­ción en la Cámara alta.

Este responsable ya ha­bía emitido su culpa en los días siguientes a la matan­za, al aceptar que los agen­tes deberían haber actuado más rápidamente.

El funcionario resaltó que “lo único que impidió al grupo de agentes compro­metidos entrar en las aulas 111 y 112 fue el comandan­te en el lugar, que decidió poner por delante la vida de los agentes a la de los ni­ños”, en referencia al oficial Pete Arredondo, señalado de omisiones.

El funcionario local en­fatizó que cree que la puer­ta para ingresar al plantel no estaba bloqueada.

Afirmó que no era nece­sario esperar por las llaves para abrir, porque debía ser derribada y los agentes te­nían las herramientas.

Tres minutos después de la entrada del individuo en el edificio oeste (de la escuela), había un número suficiente de agentes arma­dos con chalecos antiba­las para aislarlo, distraerlo y neutralizarlo”, detalló el responsable de los cuerpos de seguridad.