Agencia de migración de la ONU resguarda a migrantes secuestrados

Tres solicitantes de asilo fueron secuestrados en abril mientras estaban bajo un programa migratorio estadounidense que los había puesto al cuidado de funcionarios mexicanos en la ciudad Nuevo Laredo, al otro lado de la frontera con Texas, dijo una de las víctimas y la agencia de migración de la ONU.

El secuestro, reportado aquí por primera vez, ocurrió a pesar de las medidas que, según la administración del presidente Joe Biden, mejoraron la seguridad del plan, -conocido como Protocolos de Protección a Migrantes (MPP)- que requiere que los solicitantes de asilo esperen en México sus audiencias en la corte de inmigración de Estados Unidos.

El caso es el primer secuestro conocido bajo el MPP renovado, explicó Dana Graber, jefa en México de la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), una agencia de las Naciones Unidas que participa en el traslado de personas bajo el programa.

Reuters conoció los detalles del rapto a través de una entrevista con uno de los migrantes secuestrados, un chef peruano de 29 años llamado Raúl. Un portavoz del Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos (DHS, por sus siglas en inglés) también confirmó el secuestro.

Estamos al tanto del incidente y estamos extremadamente preocupados”, dijo Graber, y agregó que estaba en contacto con autoridades mexicanas, tanto locales como federales, “para evitar que estas cosas vuelvan a suceder”.

Los migrantes estaban bajo la custodia de funcionarios del estado de Nuevo Laredo, no de la OIM, cuando fueron secuestrados.

Poco después de asumir su cargo el año pasado, el presidente Biden puso fin al MPP como parte de un impulso para revertir las políticas de inmigración de línea dura de su predecesor republicano Donald Trump, pero se vio obligado a restablecerlo en diciembre tras una orden judicial.