Zoé Robledo: Avanza transformación del sistema de salud de Tlaxcala al programa IMSS-BIENESTAR

El sistema de salud de Tlaxcala avanza en su transformación al programa IMSS-BIENESTAR para atender a la población sin seguridad social a través del fortalecimiento de cuatro rubros: infraestructura, especialistas, medicamentos y material de curación, y basificación del personal, elementos que en conjunto se identificaron a partir del trabajo territorial y el levantamiento de diagnóstico de campo.

El director general del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Zoé Robledo, y la gobernadora de Tlaxcala, Lorena Cuéllar Cisneros, junto con autoridades de los tres niveles de gobierno, realizaron una serie de actividades en conjunto con el propósito de mejorar las instalaciones de unidades médicas, contar con médicos generales, especialistas y personal suficiente, garantizar análisis clínicos, abasto de medicamentos y regularizar las plazas para los trabajadores.

En el Centro Vacacional La Trinidad, ubicado en el municipio de La Cruz, se reunieron con aspirantes para formar parte del personal de Enfermería, en el marco del Proceso de Contratación para la Transformación de los Servicios de Salud.

El director general del Seguro Social expresó que la intención es que los aspirantes tengan la seguridad de tener una plaza, porque se necesita de su experiencia y conocimiento para trabajar juntos en la transformación de la salud en el estado. Agregó que con la voluntad y el liderazgo de la gobernadora Lorena Cuéllar Cisneros, y del presidente Andrés Manuel López Obrador, se tiene que hacer esta transformación.

Las autoridades del IMSS y del gobierno de Tlaxcala también se reunieron con diputados locales en las instalaciones del Centro Vacacional Malintzi, a fin de explicarles las acciones de la transformación del sistema de salud al modelo IMSS-BIENESTAR.

Ante coordinadores e integrantes de los grupos parlamentarios del Congreso local, Zoé Robledo subrayó que el objetivo fundamental es federalizar los servicios de salud en el modelo IMSS-BIENESTAR, mediante un proceso estructurado y dimensionar el número de beneficiarios que recibirán atención y servicios de salud de calidad y gratuitos.

El director general del Seguro Social explicó que el modelo de atención requiere fortalecerse en cuatro rubros: infraestructura, especialistas de la salud, medicamentos y material de curación, y regulación del personal.

Abundó que la información recopilada durante el censo permitió verificar las necesidades y realizar un cálculo de inversión para identificar el monto requerido a fin de fortalecer la atención hospitalaria con recursos humanos y equipamiento necesarios para tener atención médica en todos los turnos.

Informó que en términos de personal hacen falta 330 médicos y 477 enfermeras, y tan sólo en infraestructura de Segundo Nivel se requieren nueve Unidades de Cuidados Especiales Neonatales (UCEN), cuatro salas de expulsión y de choque, ampliación de camas censables, 10 consultorios de Consulta Externa, ocho peines de laboratorio y siete residencias médicas de 11 hospitales.

Añadió que en equipamiento para Segundo y Tercer Nivel de atención se necesitan ultrasonógrafos, unidades oftalmológicas, ultrasonidos básicos, mesas quirúrgicas, camas clínicas hospitalarias, refrigeradores para vacunas, entre otros. Además, en el Primer Nivel, hacen falta equipos diagnósticos, esterilizadores de vapor, estetoscopio de cápsula sencilla, esfigmomanómetro portátil y fonodetectores de latidos fetales.

El director general del Seguro Social refirió que se tiene un censo con el personal de salud que conoce los elementos prioritarios que requieren las unidades médicas; además se han realizado 45 reuniones donde se identifican las necesidades para dar seguimiento de la salud comunitaria.

Zoé Robledo llamó a los legisladores locales para compartir información clara y verídica en los diferentes distritos y entidades que representan, ya que se trata de lograr la cobertura universal de la salud en el país, como lo dicta el artículo cuarto constitucional.

También, el director general del IMSS, la gobernadora de Tlaxcala, diputados locales y diversas autoridades federales y estatales hicieron un recorrido de supervisión del avance de obras del nuevo Hospital General de Tlaxcala, el cual tendrá 90 camas hospitalarias, 60 censables y 30 no censables, consultorios de especialidades, quirófanos y salas de parto.

El nosocomio se encuentra en los últimos trabajos de revisión de las conducciones especiales de gases medicinales, instalación eléctrica y aire acondicionado. Se prevé sea entregado a la Secretaría de Salud estatal e incorporado al programa IMSS-BIENESTAR para beneficiar a los habitantes de la entidad.