Miles de habitantes de Pekín, China, fueron enviados a la fuerza a guardar cuarentena la madrugada del sábado, tras la detección de 26 casos de covid-19 en su complejo residencial, según imágenes y un aviso oficial compartidos en redes sociales.

Más de 13 mil vecinos del complejo de viviendas Nanxinyuan, en el sureste de la capital, fueron transportados por la noche a hoteles de aislamiento, pese a haber dado negativo al covid-19.

“Los expertos decidieron que todos los residentes de Nanxinyuan sean sometidos a una cuarentena a partir de la medianoche del 21 de mayo, por siete días”, señalaba un anuncio de las autoridades sanitarias del distrito de Chaoyang.

“Hagan el favor de cooperar, si no, tendrán que asumir las consecuencias legales”, agregó.

En unas fotos compartidas en redes sociales, se veía a centenares de personas haciendo fila con su equipaje, en medio de la oscuridad, para subir en autocares frente a la residencia.

“Algunos de nosotros han estado encerrados 28 días desde el 23 de abril y todos hemos dado negativo desde entonces”, se quejó un residente en la red social Weibo. “Muchos de mis vecinos son ancianos o tienen hijos jóvenes”, añadió.

Pekín enfrenta su mayor explosión de contagios de covid-19 desde que empezó la pandemia. La variante ómicron ha infectado a más de mil 300 personas desde finales de abril, provocando el cierre indefinido de restaurantes, escuelas y lugares turísticos.

China lleva a cabo una contundente política de “cero covid” que implica el cierre de fronteras, test masivos, confinamientos de ciudades enteras y cuarentenas obligatorias para personas que hayan estado en contacto con contagiados.

En Weibo, los internautas expresaron su preocupación este sábado al ver que el gobierno está adoptando el mismo tipo de medida que impuso en Shanghái el mes pasado, cuando miles personas fueron internadas a la fuerza en unos centros de cuarentena improvisados.

“Es exactamente lo mismo que en Shanghái, el primer paso es cortar el agua y la luz, luego exigir las llaves… luego desinfectar las casas. Los aparatos eléctricos, los muebles de madera, la ropa, la comida… todo estropeado”, señalaba un comentario que había recabado más de 300 “me gusta”.