México. Conforme avanza el tiempo, avanza también la presencia de la viruela del mono en el mundo. Y además de la incertidumbre por casos de este virus en México, otra de las dudas es sobre su tratamiento, y de manera precisa se cuestiona si hay una vacuna.

Según expertos, para entender sobre un posible tratamiento para esta enfermedad, también es necesario conocer de dónde viene y cómo surge la denominada viruela del mono.

“La viruela del mono es causada por un virus que se relaciona a la viruela que ya conocemos. La viruela que se erradicó en 1980 que ya es una enfermedad que no aparece, y está relacionada porque el virus es de la misma familia. Se llama viruela del mono porque se observó el primer brote, el cual apareció alrededor de los 1970, y se observó en una colonia de monos, pero realmente el animal que viene del virus todavía sigue desconocido”, revela Roselyn Lemus Martin, doctora en biología molecular de Oxford.

Entonces, ante este nuevo brote infeccioso, según autoridades sanitarias a nivel mundial, se trataría de emplear la vacuna de la viruela para tratar de contener el brote de viruela del mono.

“Se trata de rescatar vacunas que tienen alguna indicación para la viruela del mono y en las que habría que poner la maquinaria para fabricar dosis”, declaró la presidenta de la Asociación Española de Vacunología, Amós García Rojas.

Una de las candidatas que más suena, según fuentes sanitarias, es la que fabrica Bavarian Nordic. Una empresa danesa que cuenta con el visto bueno de la Agencia Europea del Medicamento (EMA). Ésta, se dice ser la única empresa que fabrica una vacuna aprobada para esta infección vírica. La vacuna contra la viruela de dicho laboratorio, también está aprobada en Estados Unidos y Canadá para la viruela del mono, según la propia empresa.

Se trata de una vacuna atenuada, con virus vaccinia Ankara modificado (MVA-BN) no replicante. Se administra en dos dosis con cuatro semanas de intervalo. Sobre la profilaxis posexposición, ésta también es posible si se administra antes de cuatro días tras la exposición.