México.-  En las últimas semanas se ha extendido una nueva preocupación a nivel mundial, pues se ha estado informando sobre la acelerada propagación que ha tenido la “Viruela de mono”, enfermedad que ha registrado sus primeros brotes en países como España, Portugal y recientemente Estados Unidos. Ahora bien, aunque muchos pacientes ya investigan cómo prevenir o combatir este virus, lo cierto es que no tiene cura, o al menos así lo reveló la Organización Mundial de la Salud (OMS).

En su informe más reciente, la OMS advirtió que no existe una cura o tratamiento seguro contra la viruela de mono, pues no hay en la actualidad una vacuna efectiva que combata la enfermedad. Sin embargo, dejó en claro que, aunque los brotes son esporádicos y pueden ser controlados, lo más recomendable es evitar el contacto físico estrecho con personas infectadas.

Cabe apuntar que esta nueva afección tiene una estructura relacionada con la del virus de la viruela, lo cual hace tomar en consideración la posibilidad de combatir la propagación de la enfermedad mediante la vacuna antivariólica, misma que demostró una eficacia del 85%, años atrás. No obstante, se sabe que ya no se encuentra disponible al público, pues se suspendió su producción tras la erradicación de la enfermedad en 1980.

Pese a esto, los expertos han mencionados que algunos fármacos disponibles en el mercado, podrían ayudar a mediar el fuerte impacto de la viruela, entre ellos, los potencialmente útiles incluyen: un medicamento antiviral tecovirimat (aprobado por la Food and Drug Administration de los Estados Unidos (FDA) para el tratamiento de la viruela) y los medicamentos antivirales cidofovir o brincidofovir (CMX001).

¿Cómo se transmite la viruela de mono?

Los primeros casos de la viruela de mono indican que esta infección puede contagiarse a los humanos por medio del contacto directo con especies que portan el virus, tales como monos, ratas gigantes de Gamba, ardillas, e incluso se ha señalado que los roedores pudieran ser fuente principal de la propagación del virus. Además, se ha reportado que los casos positivos también pueden obedecer al consumo de carne infectada o las relaciones sexuales con personas que ya tienen el virus en sus organismos.

¿Cuáles son los síntomas de la viruela de mono?

Los síntomas de la viruela de mono son similares a los de la viruela común, pero algo más leves. Comienza con fiebre, dolores musculares y de cabeza. Luego, entre uno y tres días después de la fiebre se forman erupciones cutáneas. Acerca del tema, el microbiólogo David Grandioso, explica:

Por lo general afectan primero al rostro y luego se extienden al resto del cuerpo. Las zonas más afectadas son la cara, manos y pies. El número de lesiones varía desde unas pocas hasta varios miles, y afectan a las mucosas de la boca (70% de los casos), los genitales (30%), la conjuntiva palpebral (20%) y la córnea (globo ocular).