México.- En su aviso de seguimiento, el Servicio Meteorológico Nacional confirmó que esta mañana Agatha se debilitó a baja presión remanente y así, termina la alerta climática por su impacto.

El organismo del clima detalla que el sistema desapareció en tierra sobre los límites de Oaxaca y el sur de Veracruz, pero sus remanentes generan lluvias intensas a puntuales torrenciales que podrían generar incremento en los niveles de ríos y arroyos, deslaves e inundaciones en zonas bajas de Oaxaca, Chiapas, Veracruz, Tabasco, Campeche y Quintana Roo, además de lluvias muy fuertes en Yucatán.

Al momento reducido a baja presión remanante con vientos de 45 kilómetros por hora y rachas de 65 km/h, el sistema se ubica en tierra a 70 km al sur de Acayucán, Veracruz  y a 125 km al nor-noreste de Salina Cruz, Oaxaca.

Se esperaba que Agatha llegaría al Golfo de México en donde ya una zona de inestabilidad con probabilidad del 60 por ciento de convertirse en el ciclón Alex, lo esperaría, pero se quedó a medio camino.

Hasta el momento se confirma la muerte de una persona el pasado domingo por el impacto del oleaje en la zona de Oaxaca; al momento no se determina la cantidad de personas daminificadas por el registro de hasta 250 milímetros y lluvia y vientos con rachas superiores a los 200 kilómetros por hora.

La alerta por Agatha terminó por parte de las dependencias de protección Civil y la Conagua y ahora viene la evaluación de daños, misma que se espera par los siguientes días por parte de las zonas más afectadas de los estados de Oaxaca, Veracruz y parte de Chiapas.

El dato
-Agatha fue el primer sistema activo de la temporada de ciclones y huracanes 2022.
-Se formó como depresión tropical el pasado 27 de mayo.
-Para el 28 de mayo ya era tormenta tropica.
-El 29 de mayo asumió la categiría de huracán 1 y 12 horas después subió al nivel de peligrosidad dos.
-El 30 de mayo entró a la linea de costa de Puerto Ángel Oaxaca como huracán uno, y al tocar tierra bajó a tormenta tropical.
-Se mantuvo como depresión tropical durante las primeras horas del 31 de mayo, y hacia las 10:00 de la mañana se confirmó que ya no representaba ningún riesgo al ser baja presión remanente.

El Servicio Meteorológico Nacional emitió el último aviso de alerta por este sistema, y ahora vigila una zona de inestabilidad en el Golfo de México que se alimenta de remanentes de Agatha y que podría impulsar a Alex, el primer ciclón en aquella parte de México.