La violencia en el futbol mexicano no cesa, en esta ocasión aficionados del Necaxa que se encontraban aglomerados en una de las cabeceras del Estadio Azteca se enfrentaron a elementos de la Policía capitalina.

De acuerdo con los reportes, la riña ocurrió debido a que no están permitidos los grupos de animación visitante en la Liga MX, luego de los hechos ocurridos el 5 de marzo en el Estadio Corregidora.

Sin embargo, los agentes esperaron al medio tiempo para desalojar a los aficionados del Necaxa, quienes ya se encontraban en una de las cabeceras del coloso de Santa Úrsula.

Medios deportivos precisaron que los seguidores del Necaxa aseguraban que no eran un grupo de animación y que veían en familia.

Asimismo, acusaron a la Policía de sacarlos con escudos pese a que se encontraban niños y mujeres, de los cuales algunos cayeron al suelo.

Los hechos ocurrieron durante el partido ante el Cruz Azul.