El arte de pulir la madera

Juan lleva 25 años como carpintero un oficio que le ha dejado satisfacción 

Gustavo Laines: Palenque

Cepillar, cortar, barnizar, tallar, el proceso para la realización de un trabajo de carpintería, es de los que Juan Moreno Arcos, quien ejerce el oficio de carpintero, disfruta tras cada creación realizada.

Originario de León Brindis, Moreno Arcos, es uno de los últimos carpinteros que subyace de entre los demás oficios, pues, aseguró, que el trabajo de carpintería es cada vez menos solicitado, debido a que las personas prefieren comprar muebles en tiendas departamentales, siendo estos, de mala calidad.

A pesar de que hoy en día, con sus 25 años en el rubro, puede ser considerado un experto en carpintería, los inicios no fueron fáciles, pues, aseguró, pasó por diferentes trabajos antes de encontrar su pasión por la madera.

Durante su juventud, ejerció diferentes empleos, siendo el último de estos como chalan de albañil, sin embargo, admitió, no le gustó por lo pesado que es, obligándolo a buscar una alternativa, encontrando su más grande pasión en el camino, la carpintería.

Comenzó como chalan, a sus 22 años, de un carpintero Palencano, el cual, al ver el interés de aquel joven de León Brindis, le dio la oportunidad de aprender sobre el arte de trabajar con madera, siendo este, quien le pusiera su primer reto como carpintero: hacer un ropero.

“Mi primer reto, fue hacer un ropero, lo terminé en una semana, y ahí fue como empecé la vida de carpintero de ahorita.” Recordó, Juan Moreno Arcos.

Tras este reto como parte aguas para su vida como maestro carpintero y luego de trece años de preparación, decidió comprar el taller de quien fue su maestro de oficio, siendo este, su primer espacio de trabajo, donde realizó sus primeras obras profesionales.

Admitió que estos 25 años de carpintería no han sido difíciles, pues el trabajar con la madera le causa serenidad y tranquilidad.

“Si te digo difícil, quiere decir que no me gusta, pero como me gusta mi trabajo hasta el día de hoy me ha sido a gusto… como le digo a la gente, me gusta mi madera, me gusta trabajarlo, detallarlo.” Declaró, Moreno Arcos.

Como todo padre, confesó, le gustaría que sus hijos aprendieran del oficio de carpintero, pues, expresó, sería de mucho orgullo y alegría verlos practicar ese trabajo que, por tantos años, les brindó un techo.

Indicó, que dentro de los trabajos que realiza, (Muebles del hogar, roperos, tocadores, sillas, closets y trabajos de reparación a domicilio), lo que más le gusta hacer son los closets y roperos, pues al ser más laboriosos, le provoca más relajación.