El director general del Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS), Maestro Zoé Robledo, encabezó la ceremonia de encendido del Árbol de la Esperanza 2021, y que en esta ocasión fue dedicado a reconocer a los 483 mil trabajadores del Seguro Social que forman parte de una familia que se dedicó en los últimos meses a salvar al país.

Con la presencia de directores normativos, integrantes del H. Consejo Técnico del IMSS, coordinadores, jefes de unidad, trabajadores de salud, administrativos y de apoyo, el director general explicó que el árbol de Navidad es una tradición de 30 años en el edificio central del Instituto y ahora tiene motivos de juguetería mexicana: un tren de madera colorido recorre el entorno del pino, un trompo gigante a sus pies en lugar de pesebre y la muñeca Lele, en lugar de las esferas.

“Encendemos luces para darnos un respiro, porque el día de hoy este motivo del juguete, de lo lúdico, de volver a jugar, se presenta en una institución para la que no ha sido un juego los últimos 21 meses de vida. Nunca hemos puesto en juegos la salud de las mexicanas y los mexicanos derechohabientes y no derechohabientes que hemos atendido”, resaltó.

Zoé Robledo afirmó que es necesario tomar un respiro para celebrar la vida, la salud y a las familias de la Familia IMSS, y así buscar el sentimiento de lo mejor de la naturaleza humana.

Señaló que el mayor orgullo de las y los trabajadores es la satisfacción del deber cumplido, “forman parte de una familia que se dedicó los últimos meses a salvar al país, es un deber cumplido y por eso este árbol se enciende el día de hoy con el reconfortante anhelo de un 2022 mejor, más seguro y mucho más social”.

Dijo que la muñeca Lele, que en lengua otomí significa “bebé”, nació como un símbolo de resistencia cultural y hoy representan la tradición, costumbres y raíces de nuestros pueblos originarios, “bordado a bordado representan y enorgullecen a México en el mundo”.

Foto: Especial

Agradeció a la artesana Silvia Pascual por su arte y generosidad, pues fue ella quien elaboró las muñecas con telas cambaya, listones de colores y estambre negro.

En su mensaje, el director de Prestaciones Económicas y Sociales, doctor Mauricio Hernández Ávila, invitó a los trabajadores del IMSS a recibir el año nuevo con la esperanza de que las acciones del 2022 marquen la diferencia en el bienestar de las personas aseguradas y sus familias.

Conminó a los derechohabientes y usuarios del Seguro Social a visitar de nuevo las instalaciones deportivas, culturales y recreativas con las que cuenta el Instituto, además de inscribirse a los cursos a distancia a través de la plataforma CLIMSS.

El doctor Hernández Ávila aseguró que después del COVID “hay un nuevo México, un nuevo IMSS que acompaña, tutela, defiende y protege los derechos y las prestaciones de sus derechohabientes y trabajadores”.

El director de Prestaciones Económicas y Sociales reiteró su agradecimiento por contribuir a que “el IMSS brille en este nuevo México”.