Un estudio reciente advirtió que la variante ómicron del covid-19 tiene un contagio más rápido y eficaz que el de la variante Delta, pero su infección representa un menor riesgo de daño pulmonar.

Fue la Facultad de Medicina LKS de la Universidad de Hong Kong la que indició que la variante que actualmente pone en alerta a los gobiernos del mundo se propaga 70 veces más rápido que la variante Delta y el SARS-CoV-2 original en los bronquios humanos, lo que puede explicar por qué ómicron puede transmitirse más rápido entre los humanos que las variantes anteriores.

Mientras la investigación se encuentra en una fase final de su revisión antes de publicarse, los científicos también detallaron que la infección por ómicron es significativamente menor que la del SARS-CoV-2 original, lo que puede ser un indicador de una menor gravedad de la enfermedad.

Los científicos responsables de este estudio, Michael Chan Chi-wai y John Nicholls, son pioneros en el uso de cultivos ‘ex vivo’ del tracto respiratorio para investigar muchas infecciones víricas emergentes desde 2007, como la gripe aviar y el coronavirus del síndrome respiratorio de Oriente Medio (MERS).

Ahora esta técnica se ha aplicado para entender por qué la variante ómicron puede diferir en la transmisión y la gravedad de la enfermedad de otras variantes del SARS-CoV-2. Este método utiliza tejido pulmonar extraído para el tratamiento del pulmón, que normalmente se desecha, para investigar las enfermedades víricas del tracto respiratorio.