Sólo el 5% de las empresas en México mantendrá el home office tras la pandemia de coronavirus, mientras que el resto lo implementará en formatos híbridos o como un esquema presencial de tiempo completo. 

De acuerdo con un análisis de SherlockHR, y divulgado por El Economista, el 60% de las empresas mexicanas desea seguir el esquema de trabajo presencial, no obstante que el 70% de ese total puede operar bajo un modelo de trabajo a distancia. 

Sin duda el regreso al esquema presencial de trabajo se va a convertir en un reto interesante, después de un periodo de labores a distancia”, dijo al medio antes citado Alejandra Martínez, responsable del área de empresas de SherlockHR México.   

Aunque hay un 35% de las compañías que dice estar dispuesto a implementar un modelo híbrido, la realidad es que la mayoría de los empresarios vieron el home office como una buena respuesta a la pandemia, pero no la ven como una cultura de trabajo. 

Sin embargo, estimaciones del Banco de México (Banxico) dejan ver también que el 90% de los trabajos en el país no podrían realizarse en un esquema de trabajo a distancia. 

Y es que aunque la pandemia ha demostrado que incluso el trabajar a distancia representa un ahorro significativo para las empresas, entre un 15 y 30%, la modalidad no termina de convencer a quienes lideran las empresas. 

De igual forma, se ha demostrado que la productividad de los empleados pueden incrementar hasta un 80% en comparación a los que hacen trabajo presencial. 

(Con información de El Economista).