Dos meses después de que a la halterista mexicana Aremi Fuentes se le entregara un cheque sin fondos tras ganar una medalla de bronce en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020, la gobernadora de Baja California, Marina del Pilar Ávila, le entregó el primer incentivo económico por 50 mil pesos.

La atleta agradeció a la nueva gobernadora por entregarle el bono que se le había prometido en la pasada administración de Jaime Bonilla.

Cabe recordar que el pasado mes de septiembre, Fuentes denunció que el gobierno de Baja California le había entregado un cheque por 50 mil pesos que al querer cobrarlo no tenía fondos.

Yo me di cuenta porque me acerqué al Instituto del Deporte para poder reclamar mi cheque y ellos mismos me dijeron que no se puede reclamar hasta que no tenga dinero, entonces no existe. Solo me entregaron un cartón simbólico, nada más”, acusó en su momento.

Por parte, la mandataria reconoció el esfuerzo de los atletas junto a sus familias y entrenadores, además de asegurar que trabajará para que no tengan que distraerse por uniformes, boletos de avión o por si habrá recursos para que participen en competencias.

Sabemos el gran esfuerzo que implica llegar a los Juegos Olímpicos, tenemos una meta para 2024: París. Me motiva pensar en le orgullo con que llevarán a Baja California en sus uniformes para representar a nuestro estado”, dijo.