Washington, Estados Unidos.- El presidente Joe Biden dijo este miércoles que será “una prioridad” invertir la la tendencia inflacionaria que llevó a los precios al consumidor en Estados Unidos a un pico máximo en 30 años durante el mes de octubre.

La inflación aumentó más de lo previsto en el décimo mes del 2021 en Estados Unidos, llegando a niveles récord de 6.2 por ciento, debido a problemas persistentes en las cadenas de suministros mundiales que afectan notablemente los precios de la energía.

El alza de precios fue de 0.9% en octubre respecto al 0.4% de septiembre, según el índice de precios CPI publicado el miércoles por el Departamento de Trabajo. Los analistas esperaban 0.6%.

Respecto a octubre de 2020, los precios subieron un 6.2% frente al 5.4% de septiembre. Este es el mayor aumento registrado desde noviembre de 1990, precisó el departamento en un comunicado.

El alza es generalizada para todos los sectores, aunque es particularmente notable en el de la energía, la vivienda, la comida y los vehículos.

La inflación subyacente, la que excluye precio volátiles como el de la energía, sigue siendo elevada y aumentó 0,6% en octubre contra 0,2% en setiembre.

Wall Street afectado por inflación

La Bolsa de Nueva York abrió a la baja el miércoles, con una cifra de inflación estadounidense superior a la esperada que aceleró una fase de consolidación iniciada el martes, tras una larga secuencia de subidas.

En las primeras operaciones, el Dow Jones perdió un 0,12%, hasta los 36.276,49 puntos, el índice Nasdaq, de gran peso tecnológico, cedió un 1,01%, hasta los 15.726,84 puntos, y el índice más amplio S&P 500 cayó un 0,41%, hasta los 4.666,14 puntos.