El Instituto Nacional de Migración (INM) dijo que los líderes de las caravanas migrantes se comportan como traficantes de personas.

Mediante un comunicado, la dependencia encabezada por Francisco Garduño Yáñez dijo que este grupo miente al afirmar que busca la regularización de las personas que salieron de Tapachula el pasado 23 de octubre.

En el texto, el INM:

“Considera imprecisas, irresponsables e incorrectas las acciones, así como las declaraciones de los autodenominados líderes de la caravana de personas migrantes (…) el líder de la organización Pueblos Unidos Migrantes, Irineo Mujica Arzate, y el coordinador del Centro de Dignificación Humana A. C., Luis Rey García Villagrán, mienten al afirmar que el objetivo de la caravana es regularizar a las personas migrantes, de lo contrario ya hubieran aceptado la propuesta del instituto”.

El Instituto agregó que los líderes de las caravanas tratan a las personas que supuestamente ayudan como si fueran rehenes, y acusó que han usado violencia física y psicológica en contra de los viajeros de estas.

Asimismo, dijo que incitaron a la violencia por medio de mentiras sobre las intenciones de la dependencia para con ellos:

“Han afirmado que el INM quiere separar a las familias, cuando se les ofreció regularizar con las tarjetas de visitante por razones humanitarias a menores de edad, mujeres embarazadas, enfermos, personas con discapacidad y a los que tienen resuelta de manera positiva su solicitud de refugio, así como a sus familiares“.