Trabajadores de la empresa ICA Flour que trabajan en la nueva refinería de Dos Bocas, iniciaron un paro exigiendo mejores condiciones laborales y crear un nuevo sindicato

Alrededor de 200 empleados de la constructora mexicana piden mejores salarios, el pago de horas extras, así como mayor seguridad, equipos de protección y mejores prestaciones

Los inconformes acusan que los obligan a trabajar horas extras, sin que se les paguen.

Videos difundidos en redes sociales muestran a los paristas que comienzan a retirarse de la obra, negándose a regresar hasta que no sean resueltas sus demandas, mientras que otros realizan cierre a uno de los complejos emblema de la administración de Andrés Manuel López Obrador.

Medios locales reportan que elementos de la Secretaría de Marina (Semar) arribaron a las instalaciones de la nueva refinería para tomar el control de algunas plantas y no afectar el programa de trabajo.

Por su parte, la Secretaría de Energía (Sener), encargada del proyecto no ha emitido ninguna postura oficial sobre la situación de la refinería.

El presidente López Obrador comprometió que la obra quedará lista el próximo 22 de julio del 2022.