La Fiscalía General de la República (FGR) atraerá el caso de José Eduardo Ravelo, el joven que murió en el estado de Mérida por un posible caso de abuso policial que involucraría violencia sexual.

Luego de que un juez determinara liberar a los cuatro sospechosos por el deceso del joven, la la Sala Colegiada Penal y Civil del Tribunal Superior de Justicia del Estado de Yucatán informó que la audiencia de apelación que se llevaría a cabo el próximo 25 de octubre fue suspendida, pues la investigación ha sido absorbida por la dependencia a cargo de Gertz Manero.

De esta manera, será la FGR y las autoridades judiciales federales las que resuelvan la investigación del asesinato del José Eduardo.

La Fiscalía General de Yucatán ya integró la carpeta de investigación e impugnó la resolución ante el Tribunal del Poder Judicial del Estado, del juez Antonio Bonilla Castañeda que decidió liberar a los cuatro policías meridanos.

De acuerdo a datos recabados, la defensa de los policías municipales, a través del abogado David Dorantes Cabrera, fue notificada de la resolución de que las autoridades federales atraería el caso, lo cual finalmente aceptó la FGE.

La determinación surgió luego de que el 13 de agosto, durante la audiencia vinculatoria, se determinara que no había elementos de prueba de que los policías estuvieran vinculados al asesinato de José Eduardo a pesar del video que se viralizó un día después, en el que se ve a los uniformados agredir al joven veracruzano.

Fue el 15 de agosto que a través de redes sociales se dio a conocer una serie de videos con fecha del 21 de julio, en los que se observa el momento en el que cuatro policías someten con lujo de violencia al joven José Eduardo en las instalaciones del Ministerio Público local.