El mexicano Sergio Pérez (Red Bull), quinto en el Mundial de Fórmula Uno, que marcó el cuarto tiempo la jornada de entrenamientos libres para el Gran Premio de Turquía, el decimosexto del campeonato, manifestó en el Istanbul Park, donde acabó segundo el año pasado, que éste “ha sido un viernes positivo” y que, con el trabajo que hagan “esta noche” deberían “ir bien” en la calificación de este sábado.

“Ha sido un viernes positivo en general y con el trabajo que hagamos esta noche deberíamos ir bien en calificación. La cantidad de agarre me sorprendió hoy; ahora es más como una pista convencional, pero sigue siendo muy desafiante, porque el agarre no es consistente”, explicó Checo Pérez, nacido hace 31 años en Guadalajara (Jalisco) y que ocupa la quinta plaza en el Mundial, con 120 puntos.

“A veces en la entrada a la curva tienes menos agarre que en la salida, por lo que como piloto es complicado adaptarse a ese aspecto de esta pista”, precisó el bravo piloto tapatío, que al ganar este año en Azerbaiyán, logró su segunda victoria desde que pilota en la F1.

Mercedes parece fuerte aquí, pero espero que de la noche a la mañana podamos reducir un par de décimas y estar en la lucha mañana”, afirmó Checo, que cuenta doce podios en la categoría reina.

“Se trata de un compromiso porque si intentas conseguir el equilibrio ideal para la calificación a una vuelta, comprometes un poco el ritmo en tandas largas, lo cual es importante aquí, porque adelantar es relativamente fácil“, afirmó el mexicano.

“Existe la posibilidad de que llueva durante la calificación de mañana, pero estaremos bien preparados, haga el tiempo que haga”, declaró ‘Checo’ este viernes en el Istanbul Park.​

Con información de Madio Tiempo