Una caravana de migrantes indocumentados comenzaron a marchar este sábado desde el municipio de Tapachula, Chiapas, hacia la Ciudad de México, donde pretenden hacer una escala rumbo a la frontera entre México y Estados Unidos.

“Vamos a avanzar pacíficamente porque somos muchos y estamos unidos”, informó a la AFP Irineo Mujica, integrante de la organización Pueblos Sin Frontera.

“Vamos a llegar a la Ciudad de México”, añadió el activista que acompaña a la caravana de migrantes.

Al grito de ¡Libertad!, centroamericanos y caribeños, entre los que se encuentran menores, pasaron a empujones un retén migratorio en la comunidad Viva México, de Tapachula, Chiapas, fronteriza con Guatemala, de acuerdo con imágenes televisivas.

En Tapachula se han instalado migrantes que buscan refugio en México, especialmente centroamericanos y haitianos que huyen de la violencia y la pobreza en sus países.

Decenas de miles de ellos ingresaron a México en los últimos meses por la frontera sur con Guatemala, con la intención de cruzar el límite norte hacia Estados Unidos.

“Mi objetivo es llegar a la Ciudad de México y para que nos tramiten los documentos más rápido, ya llevamos aquí (en Tapachula) cinco seis meses”, dijo a la AFP José, un joven originario de Honduras que avanza en la marcha en silla de ruedas.

“Vamos a la Ciudad de México a pedir por favor que se nos dé libertad en este país (…) estamos retenidos aquí desde hace seis meses, ya no podemos más, acá no tenemos trabajo”, dijo a su vez Joseph, de Nicaragua.

Las autoridades mexicanas han disuelto varias caravanas, en medio de denuncias de abuso de autoridad.

En septiembre, miles de haitianos lograron avanzar y reunirse bajo un puente fronterizo, sin lograr su propósito de obtener asilo en territorio estadounidense. Muchos decidieron entonces pedir refugio en México.

Según cifras oficiales, 1.3 millones de migrantes fueron detenidos en la frontera sur estadounidense desde la llegada del presidente Joe Biden a la Casa Blanca en enero, una ola migratoria que no se veía hace 20 años.

La organización Human Rights Watch denuncia que México ha expulsado a unos 54.000 extranjeros en lo que va de 2021.