“Bloquea” México emisión de visas para agentes de la DEA

En la víspera de la reunión de alto nivel entre el presidente Andrés Manuel López Obrador y funcionarios de seguridad de Estados Unidos, el medio CNN ha ventilado que México mantiene un freno a la emisión de visas de agentes de la DEA (Drug Enforcement Administration, en inglés). 

De acuerdo con la información, funcionarios estadounidenses han mostrado su preocupación ante el retraso de la emisión de visas para al menos 20 agentes, un proceso que eventualmente lleva un mes pero que ahora ha presentado un retraso de medio año. 

Asimismo, han acusado que el Gobierno de México no ha aprobado ninguna extradición al país vecino. 

Ante ello, los funcionarios señalaron a la cadena que esta situación está comenzando a afectar la labor de éstos en las operaciones que se tienen que realizar en México. La situación ya se ha puesto sobre la mesa en reuniones bilaterales anteriores. 

Cabe recordar que la relación entre México y Estados Unidos comenzó a tensarse luego de que el extitular de la Secretaría de la Defensa Nacional (Sedena), Salvador Cienfuegos, fuera detenido en Los Ángeles por presuntos nexos con el narcotráfico, acción e investigación de la que México no estaba al tanto y que causó enojo por parte del presidente AMLO

Luego de una serie de reclamos, EUA entregó a Cienfuegos a México, en donde finalmente la Fiscalía General de la República (FGR) determinó que no había cargo alguno que investigar. 

Al respecto, el secretario de Estado, Antony Blinken, dijo que no quiere “arruinar la diversión”, pero sí habrá oportunidad de hablar sobre el tema con más detalle. 

De igual forma la jefa de la DEA, Anne Milgram, exhortó a la FGR y a México a permitir que la DEA lleve a cabo sus labores, se tome en serio las extradiciones y permita acceso a información del crimen organizados. 

Al encuentro de este viernes se prevé la asistencia del jefe del Departamento de Estado, Antony Blinken, el secretario de Seguridad Nacional estadounidense, Alejandro Mayorkas, y el fiscal general de Estados Unidos, Merrick Garland.