Restaurantero acusa a Pablo Moctezuma, padre de Frida Sofía, por defraudación de varios mdp

Roberto Morales, empresario restaurantero, manifestó en entrevista para el programa Ventaneando que Pablo Moctezuma, ex pareja de Alejandra Guzmán y padre de Frida Sofía, lo defraudó por varios millones de pesos.

Luego de que Pablo externara todo su apoyo a Frida tras denunciar públicamente a su abuelo Enrique Guzmán por presuntamente haberla abusado durante la infancia, es que ahora se revela que el ex de La Guzmán está envuelto en este lío legal.

De acuerdo al programa de espectáculos, Roberto tiene una denuncia abierta en contra de Moctezuma por una estafa de más de 10 millones de pesos que le adeuda desde el año 2007 por la venta de un restaurante ubicado en Paseo de la Reforma, en la Ciudad de México.

“Este personaje lo conozco yo en uno de mis restaurantes, que tenía yo ubicado en Reforma-Lomas, de la nada llega, se presenta, como cliente y a platicar conmigo que estaba interesado en comprar el restaurante”, contó el empresario.

Sobre el modus operandi del padre de Frida, Morales detalló: “en varias ocasiones me dio cheques sin fondos, tres o cuatro ocasiones y me decía que lo esperara, que ya iba a fondear la cuenta, etcétera, hasta que después de mucho tiempo pues me cansé. Pasó cerca de un año aproximadamente, en lo que me traía a la vuelta y vuelta, incluso como habíamos llegado a la negociación de vender el restaurante, me invitaba a ser parte del nuevo restaurante, cosa que nunca se consumó, parece que ya tenía todo planeado. Ya le había entregado los documentos del restaurante porque él había firmado contratos conmigo y pagarés. En aquel entonces, creo que fue en el 2007, estábamos hablando de varios millones de pesos, alrededor de entre 4 y 5 millones de pesos”.

Sin embargo, esta no fue la mayor sorpresa que se llevó Roberto Morales, pues después de entablar una demanda civil descubrió que Moctezuma no tenía ningún bien en garantía.

“Trato de llevar las cosas a un embargo de propiedades, embargo de las cuentas, pero mis abogados se dieron cuenta que no tenía nada a su nombre, nada existe a su nombre, las cuentas no tenían fondos, las cuentas no eran de él, las acciones que me había dado en garantía del restaurante no eran de él, o sea, no tenía absolutamente nada”, relató.

La denuncia de Morales cambió en ese momento al estatus de fraude, proceso que se lleva a cabo en el ámbito penal; situación que lo hizo descubrir que no era el único defraudado.

“Empieza todo cuando nos damos cuenta con la parte penal que yo no soy el único defraudo, por poner un ejemplo para que sea entendible, me compra a mi el restaurante y no me lo paga, y luego el restaurante lo vende cuatro veces, a cuatro inversionistas más, en donde tampoco les puede cumplir”, contó.

Aunque en su momento Pablo estuvo recluido en el Reclusorio Norte por una de esas demandas y después recuperó su libertad al llegar a un acuerdo con el denunciante, Roberto asegura que él no pudo hacer que la ley actuara en su caso porque el padre de Frida obtuvo un amparo.

Sin embargo, el empresario puntualizó que su denuncia sigue vigente a pesar de que han pasado más de 10 años, por lo que no descansará hasta obtener justicia.

“Mis abogados están llevando procesos de los cuales no prescriben, para ver cuál es la forma en la cual podemos de alguna manera recuperar lo que nos afectó en su momento”, sentenció.