Jaguar vigilante

Por Isidro Gómez de la Cruz

Al avanzar las campañas electorales de los candidatos a la alcaldía de Palenque, algunos de ellos (los de menos representatividad), empiezan a quedar rezagados sin posibilidad de ganar el seis de junio pero sí con la posibilidad de negociar alianza de facto en lo “oscurito” con quien ven o siempre han visto, tener todo a favor para ser el nuevo alcalde palencano.
Pulverizar el voto es la apuesta de los que en las contiendas electorales, ven la oportunidad de hacer “amarres” perversos para lograr sus propósitos personales y de grupo; han hecho de la política –lo seguirán haciendo-, un negocio redituable para sus finanzas.
En contraparte, quienes van por la alternancia en el Ayuntamiento, buscan convencer al electorado de la cabecera municipal, para que salga a votar el seis de junio; ellos –el electorado-, representan en número, más que los votantes existentes en las comunidades.
Motivar el interés de los votantes en la cabecera municipal, es una tarea a la que sin tregua, han emprendido los partidos políticos que ven en este proceso constitucional, la oportunidad de lograr la tan anhelada alternancia en el gobierno municipal.
Lamentablemente para Palenque, algunos grupos han dedicado más tiempo al ataque y descalificaciones hacia sus oponentes, que en presentar propuestas hacia la ciudadanía. La agresión visceral de quienes aún no curan sus heridas, ha sido constante principalmente en las redes sociales.
ATAQUES SIN TREGUA
Los ataques en contra de la diputada federal, Manuela del Carmen Obrador Narváez parece no tener fin, se trata de demeritar el trabajo que desde la máxima tribuna legislativa del país, la legisladora palencana ha realizado a favor de Palenque y del distrito 01 federal.
El origen indígena, es el pretexto que los “defensores” de las etnias locales emplean para dirigir sus misiles en contra de Obrador Narváez; los ataques, el odio y la denostación, fue la semilla sembrada por quienes buscaron nuevos horizontes en otros institutos políticos para contender en la cada vez más cercana jornada electoral.
Los intereses personales y de grupo, incluso partidista, se unieron en Palenque para atacar a la legisladora federal quien con civilidad política, sigue trabajando y buscando con el apoyo de la ciudadanía, continuar con su trabajo legislativo para beneficio de todos.
Irónicamente, los “defensores” de los derechos indígenas, no levantan la voz en contra de candidatos que no nacieron en comunidades étnicas y que buscan ganar el distrito 01 federal. El odio es hacia Manuela del Carmen Obrador Narváez, ella no representa sus intereses; ella representa los intereses de la población, los intereses de Chiapas, los intereses del distrito 01 federal, representa los intereses de Palenque.