Iglesia de Guanajuato queda visible tras 40 años de estar bajo el agua

Durante más de 40 años, una iglesia de Guanajuato, conocida como la Virgen de los Dolores, ha permanecido oculta bajo el agua; hasta que la sequía en Guanajuato dejó al descubierto la parte más alta de este templo, construido a mediados del siglo XIX.

La iglesia, ubicada cerca de Irapuato, fue un importante recinto durante la época virreinal, porque además de ofrecer servicios religiosos, fue sede de oficinas del registro civil de lo que antes se conocía como Villa Real de Mina de Guanajuato.

Dulce María Vázquez, directora del Archivo Municipal de Irapuato, explicó que el templo era un lugar muy concurrido e importante en la zona, por las actividades que se realizaban en su interior.

“En la parroquia también se encontraba el registro civil y la vicaría, tenía el permiso para realizar ese tipo de trámites, por eso era un lugar muy importante”, afirmó la funcionaria.

COMUNIDAD DESAPARECIÓ

La directora del Archivo Municipal detalló que la comunidad de El Zangarro, donde estaba la iglesia de Guanajuato, desapareció durante el mandato de José López Portillo, quien ordenó que las mil 200 hectáreas de tierra, fueran utilizadas para construir la presa “La Purísima”.

Los habitantes de El Zangarro fueron reubicados en una zona cercana y la nueva comunidad decidió conservar el mismo nombre. A pesar de la inundación, la iglesia de Guanajuato se mantuvo de pie, pero oculta debido a la cantidad de agua de la presa.

Dulce María Vázquez aseguró que en el templo “se han encontrado cosas, aunque ya está muy saqueado, estamos hablando desde 1979 hasta hoy, ya ha pasado bastante tiempo”.

La iglesia de la Virgen de los Dolores es de estilo neoclásico y barroco, es un punto de interés para los viajeros que llegan a la zona, quienes pueden abordar un pequeño bote para observar de cerca el recinto.