Por Covid, Brasil pide a mujeres no quedar embarazadas

Una noticia inesperada recibieron las mujeres de Brasil por parte de autoridades de salud que les pidieron posponer los embarazos hasta que pase lo peor de la pandemia, ya que la variante de Covid-19 que está devastando al país sudamericano parece afectar a las mujeres que esperan un hijo.

“En este momento del pico de la pandemia, en caso de ser posible, postergue un poco el embarazo para un mejor momento, y que pueda tener su embarazo de forma más tranquila”, solicitó el secretario de Atención Primaria del Ministerio de Salud, Raphael Parente, durante una conferencia de prensa.

Parente afirmó que esta recomendación se debe, en parte, a la tensión que vive el sistema de salud, pero también a la variante brasileña conocida como P.1, que se transmite más fácilmente.

Citado por Reuters, declaró que “la visión clínica de los especialistas muestra que esa nueva variante tiene una actuación más agresiva en las embarazadas”.

Antes, los casos de Covid-19 durante el embarazo estaban más enfocados en el último trimestre y el nacimiento, mientras que últimamente se han producido casos mucho más serios en el segundo trimestre de la gestación y ocasionalmente en el primero, explicó el funcionario de salud.

VARIANTE BRASILEÑA
La variante P.1, descubierta por primera vez en la ciudad amazónica de Manaos, se ha convertido rápidamente en dominante en Brasil, según Reuters.

Se cree que esta variante es uno de los factores detrás de una masiva segunda ola de contagios que ha elevado el número de muertes a más de 350 mil; la segunda cifra más alta del mundo en decesos por la enfermedad, después de Estados Unidos.

Una reciente investigación realizada por el instituto de salud pública Fiocruz, encontró que la cepa P.1 está mutando de una manera que podría darle una mejor capacidad para evadir los anticuerpos.

Los científicos consideran que esos cambios podrían hacer que el Covid-19 se vuelva más resistente a las vacunas, lo que tendría consecuencias graves para Brasil.

Asimismo, se demostró que la variante P.1 es hasta 2.5 veces más contagiosa que el virus de SARS-CoV-2 original.

La reciente recomendación que se hizo a las mujeres brasileñas ocurre en un momento que tiene al país sudamericano como uno de los epicentros mundiales de la pandemia.

Además, los hospitales del país están bajo una enorme presión y los medicamentos necesarios para la intubación de pacientes gravemente enfermos se están agotando, mientras el gobierno recurre a socios internacionales en busca de suministros de emergencia.